Australia renunció hoy a la legislación de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero debido a la oposición de la mayoría a la propuesta del primer ministro liberal, Malcolm Turnbull. Debido a la dependencia masiva del carbón y la relativamente pequeña de la población, 25 millones, Australia es un país que genera más efecto de gases de efecto invernadero per cápita.

La decisión se da en el marco de acuerdos que mundialmente se están llevando a cabo con el objetivo de reducir el calentamiento global, que según algunos expertos es el responsable de los recientes desastre naturales, tales como las inundaciones que afectan actualmente a la India.

Falta de apoyo para promulgar la ley como principal razón

Turnbull reconoció que iba a renunciar, por falta de votos a favor, a inscribir en la ley el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, poniendo fin a un compromiso previamente anunciado. Malcolm Turnbull asumió la jefatura del Gobierno en septiembre de 2015 al alejarse del antecesor Tony Abbott, miembro del mismo partido.

Fue durante el ejecutivo de Abbott que Australia se comprometió a reducir las emisiones en un 26% con respecto al nivel de 2015 y hasta 2030 para luchar contra el calentamiento climático. Un objetivo considerado, en aquel momento, insuficiente por los opositores. Este objetivo fue oficializado en diciembre de 2015 en el marco del Acuerdo de París.

Turnbull, considerado más agresivo que el antecesor en la cuestión del cambio climático, pretendía inscribir este objetivo en la ley, en el marco del plan energético denominado Nacional Energy Guaranty (NEG).

Pero Abbott, que en 2015 consideró el objetivo del 26% como "sólido, bueno, responsable desde el punto de vista económico y ambiental", ya no defiende esta opinión.

Australianos afectados por precios altos de combustibles

En el momento en que los consumidores australianos están descontentos contra la subida de los precios de la electricidad, debido al cierre de centrales de carbón, Abbott se manifestó contra la inscripción en la ley de ese objetivo del Acuerdo de París, al igual que varios diputados de derecha, que amenazaron votar contra el plan energético de Turnbull.

Estas tensiones entre la mayoría gubernamental surgen cuando los últimos sondeos muestran una ruptura en los niveles de apoyo al centro-derecha. Las elecciones legislativas están previstas para mayo de 2019.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más