El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha colocado en vigencia desde este lunes un nuevo cono monetario el cual según su gobierno estabilizará la crisis económica y la hiperinflación.

El bolívar soberano es la nueva moneda que viene a simplificar la cantidad de ceros que tenia la antigua moneda, el bolívar fuerte, cuyo valor ya era casi nulo. Expertos en la materia dan su punto de vista donde algunos opinan que es solo una solución momentánea y que en pocos meses la nueva moneda tampoco tendrá gran valor debido a la descomunal inflación que se prevé llegue a un millón por ciento a final de año.

Opinión del gobierno venezolano

Para el gobierno de Venezuela, la hiperinflación es culpa de la guerra económica causada por el gobierno de los Estados Unidos, los contrabandistas colombianos y la oligarquía que causa el alza en los precios para sus propios beneficios.

Por su parte, la oposición venezolana creen fielmente que la inflación es producto de una mala gestión y administración económica por parte del gobierno de Maduro, alegando que a ningún empresario le conviene el alza de precios y que su único interés es poder vender los productos que adquieren.

El bolívar soberano es más valioso que el bolívar fuerte

Esta nueva moneda viene a sustituir a un bolívar fuerte que ya no tenía valor alguno. Por ende, las operaciones se hacían engorrosas por la gran cantidad de dígitos implicados en operaciones diarias. El bolívar soberano tendrá 5 dígitos menos que su predecesor. Por ejemplo, lo que era 1.000.000 de bolívares fuertes ahora serán 10 bolívares soberanos.

Con los billetes que hace dos años podías hacer una compra para una semana, hoy en día no tienen valor alguno y hasta se pueden encontrar tirados en las calles.

La otra interrogante es, si esta moneda llegará a tener la cantidad necesaria de billetes para toda la población, pues su moneda predecesora se caracterizaba por ser escasa y gran parte de la población no disponía de dinero en efectivo, solo transferencias bancarias y tarjetas de débito.

El economista, Francisco Rodríguez, jefe de una reconocida consultora en Venezuela opina que es en vano implementar un nuevo cono monetario si no se ataca la verdadera raíz del problema. Considera que si no se pone en funcionamiento un plan de disciplina fiscal la hiperinflación no se detendrá.

Los venezolanos se encuentran en incertidumbre ya que además, el presidente decretó un aumento considerable del salario mínimo y temen que esto conlleve a un alza en los precios de los productos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más