Publicidad
Publicidad

La calabaza es un alimento ligero y lleno de nutrientes, ya que contiene un alto contenido de agua y carbohidratos. Aparte de todo es digestiva, es deliciosa y sobe todo está repleta de ingredientes que son producen grandes beneficios para la salud.

Para cocinarla tenemos dos opciones. Hacerlo al horno, cortada por la mitad y sin semillas, o la segunda opción es trocearla y quitarle muy bien las semillas y las fibras y cocinarla al vapor o hervirla, más o menos por unos 20 minutos.

Para darle un toque diferente, podemos utilizar especias, en función de si se va a realizar una receta dulce o salada. Así tenemos, que la canela, la vainilla, el anís estrellado, el cardamomo, el comino, el jengibre, la pimienta, y otras especias, como la cúrcuma, realzan el sabor de la calabaza. La naranja, bien sea la piel o el jugo, le va dar ese toque ácido que la va a hacer tan especial.

Publicidad

Ingredientes

200 gramos de queso crema

2 huevos

3/4 tazas de azúcar

1 taza de calabaza cocida

1/2 taza de jugo de naranja

2 tazas de harina o de repostería

1 cucharadita de polvo para hornear

Ralladura de una naranja

Preparación

  • Cocina la calabaza y cuando esté bien tierna, le quitas la cáscara y haces un puré.

  • En un bol, mezcla el queso crema con el azúcar, luego agregas los huevos uno por uno, la ralladura de naranja y el puré. Integra todo muy bien.

  • Después, vas a ir agregando la harina tamizada junto al polvo de hornear, intercalando con el jugo de naranja, es decir, agregas unas cucharadas de harina y viertes un poquito de jugo.

  • Vierte la mezcla en un molde enmantecado y enharinado y hornea en un horno precalentado a una temperatura moderada (170 a 180 grados), de 35 a 40 minutos. Recuerda que no todos los hornos son iguales, así que la temperatura va a depender de tu horno.

  • Y ahora que está lista. ¡A disfrutar!.

Se puede agregar frutos secos

Si no estás segura cuando esté la torta, recuerda introducir un palilo, si este sale limpio, la torta ya está lista .Puedes agregar frutos secos a la mezcla, como maní o nueces. En algunos países la calabaza es conocida como auyama. Si no la vas a utilizar toda, conservala en la nevera, cubierta con papel film o en una bolsa performada, así te durará al menos una semana más.

Y si te sobró y no la quieres guardar, cortala en rodajas y agregale miel y especias, y aprovecha el calor del horno. Asi tendrás otra receta dulce y deliciosa y la pudes preparar en un dos por tres. Otra receta que puedes preparar con calabaza. Las semillas también las puedes utllizar salteadas con un poco de sal.