La Justicia europea le ha dado un golpe a la multinacional Gallina Blanca: su marca “Yatekomo” ha sido anulada por el gran parecido que existe entre la misma y una empresa de Galicia.

Gallina Blanca llegó hasta la Unión Europea

La decisión ha sido del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) tras varios años de lucha con una marca gallega, “Yatecomeré”. Esta anulación va a afectar al registro de la marca de una línea de fideos envasados muy populares.

“Yatekomo” era propiedad de The GB Foods, la firma catalana más conocida por otro de sus productos estrella, Gallina Blanca. El tribunal ha tomado esta decisión al considerar que había riesgo de que el consumidor se confundiera entre las dos marcas.

El conflicto legal se inició en 2013 cuando The GB Foods reclamó en la Oficina de la Propiedad Intelectual Europea (más conocida por sus siglas, EUIPO) llevar a cabo el registro de la marca “Yatekomo” para una serie de alimentos dentro de la clasificación de productos 29 y 30, donde se incluye una gran variedad de productos alimenticios como pueden ser pescado, carne, verduras, frutas, leche, productos lácteos o huevos.

Pero, en mayo del 2015, una empresa registrada en Ribadumia, localidad de la provincia de Pontevedra, presentó una demanda de nulidad ya que ellos tenían registrada la marca “Yatecomeré, el vacío que te llena” y consideraban que por el parecido en diversos planos como pueden ser el fonético, semántico... y que eran dos productos parecidos, podría dar a confusión a los consumidores.

Según los gallegos, el comprador podría pensar que “Yatekomo” formaba parte de la línea de productos ya ofertada por “Yatecomeré”.

Se considera que los consumidores podrían confundirse

En junio del pasado año 2016, la EUIPO estimó la solicitud de nulidad de manera parcial, ya que si había un riesgo real de confusión y anuló la marca creada por la empresa catalana; pero, “Yatekomo” sí podría emplearse para productos no registrados por la empresa gallega como eran tapioca, sagú, arroz, harinas y procesados a base de cereales; pan, pastelería, levadura, azúcar, hielo o polvos de hornear.

Un mes más tarde, Gallina Blanca recurrió esta decisión, ya que consideraban que “Yatekomo” era lo suficientemente conocido por parte del consumidor para no dar confusión, no tenían el mismo público objetivo, ni los mismos canales de comercialización ni la misma estrategia de marketing; por lo que la posibilidad de que existiese alguna confusión era mínima.

Pero, este recurso fue desestimado. The GB Foods tomó la decisión de llevar el caso hasta el Tribunal General de la Unión Europea; pero, finalmente, este solo ha confirmado cada uno de los puntos presentados por la UEIPO, desestimado el recurso de la empresa catalana completamente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!