Actualmente vivimos en una sociedad de locos, donde el tiempo vuela y tenemos la sensación de no haber hecho todo lo que teníamos que hacer y no tenemos ni idea de por donde se nos ha escapado el tiempo. Mucha gente intenta aprovechar los fines de semana para hacer todo aquello que no le ha dado tiempo; pero, sigue sin encontrar el modo de organizarse bien.

Por eso, es fundamental saber aprovechar el tiempo a lo largo del día a día para poder estar lo mejor posible.

Así, no aparece la sensación de haber desperdiciado el tiempo o de no hacer nada útil en la vida. No es ningún secreto: las personas que mejor aprovechan el tiempo han aprendido a hacerlo gracias a desarrollar una serie de hábitos que le permiten un uso óptimo de cada minuto.

El simple hecho de hacer deporte te hará más productivo

Por esa razón, estos sencillos hábitos ayudan, y mucho, a la hora de organizar el día a día:

-Establecer horarios.

Aunque parezca sencillo, es fundamental tener horarios para irse a dormir y para despertarse. No se puede aprovechar el día, si no se descansa lo suficiente. Por esa razón, es básico respetar las horas de sueño.

-Tener un ritual para empezar el día. Hay que elegir una rutina que ayude a iniciar el día con alegría, con optimismo, con mucha energía. Hay gente que necesita ir a dar un paseo por las mañanas, otras personas prefieren una buena ducha de agua fría, hacer yoga o practicar deporte...

Cada persona es diferente y hay que saber qué es lo que nos hace sentir bien.

-Tener en mente cuáles son las prioridades de ese día. Tener en mente cuáles son las tres acciones más importantes que hay que hacer ese día. Cuanto antes sehagan, antes nos sentiremos más libre. Aunque sean labores tediosas, cuánto antes se terminen, antes se podrá dedicar el tiempo a otras cosas.

-Organizar la agenda del día. Aprender a apuntar todas las actividades y descubrir en donde se va el tiempo.

-Medir el tiempo, para evitar acumular tareas. Es recomendable apuntar: "dedicar una hora al gimnasio" y planificar todo de esta manera.

Gestionar eltiempo de ocio y desconecta al irse a dormir

-Decir no, no es negativo. Hay que aprender a decir no a aquellas tareas que van a robar tiempo.

-Ser más productivo, practicando ejercicio. Está demostrado que las personas que practican deporte, son mucho más productivas.

-Gestionar tu tiempo de ocio y de vida social. Hay que establecer prioridades, también, en la vida social y de ocio. Apostar por el tiempo de ocio de calidad, en el que realmente se desconecta.

-Planear la agenda del día siguiente. No trabajar por la noche, es mejor organizar la agenda del día siguiente y cumplirla.

-Irse a la cama y desconectar del trabajo. Para poder descansar, hay que pensar en lo mejor de cada día. No obsesionarse con lo que tienes que hacer mañana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más