La historia de Gavel, un perro policía que ha tenido que dejar el cuerpo por ser demasiado tierno. La historia ha dado la vuelta al mundo.

Gavel es un precioso pastor alemán que fue entrenado desde cachorro para formar parte del Servicio de Policía de la ciudad de Brisbane (en Australia); pero, ha tenido que ser despedido por ser demasiado tierno.

La historia se hizo viral en todo el mundo

Su historia se ha hecho viral a causa de la popularidad que ha ganado entre los usuarios de la red social Facebook.

Anuncios
Anuncios

El departamento de policía de Queensland (Australia) tomaba la decisión de despedirlo ya que no era capaz de hacer frente a su trabajo por culpa de ser tan adorable.

En vez de cumplir órdenes, el perro policía se acercaba a los ciudadanos y se acostaba en el suelo para que le rascaran la barriga, lo que podía poner en riesgo su propia vida. Y todo a pesar de que Gavel formaba parte de una familia de perros de raza pastor alemán con una gran trayectoria en la policía australiana, desde hace varias generaciones.

Gavel, el perro policía demasiado tierno
Gavel, el perro policía demasiado tierno

Eso sí, el can ha tenido un final feliz: ha sido adoptado por parte del gobernador de Queensland, al poco tiempo de que la policía tomase la decisión de echarle del cuerpo por el bien del perro y de su equipo. Sin duda, este perro no tiene nada de fiero.

Los pastores alemanes suelen ser buenos perros policía

La raza de pastor alemán suele ser la más recomendada para que un perro sea criado para ser policía. Su carácter afable, tranquilo y protector, los hace ideales para poder realizar las funciones típicas de un perro policía: protector, comportamiento afable con sus compañeros...

Anuncios

Pero, en el caso de Gavel, su comportamiento era demasiado bueno. Tan noble, cariñoso y compasivo que ponía en riesgo las misiones en las que formaba parte y a sus propios compañeros, por lo que lo mejor fue retirarlo del cuerpo.

Además, los pastores alemanes se caracterizan por ser canes a los que son fáciles adiestrar, muy activos, a los que les encanta correr y pasar tiempo con sus compañeros humanos. Con un gran instinto de perro guardián, se suele llevar muy bien tanto con niños como con las personas a las que conocen, con las que suelen pasar tiempo. No solo se emplean como perros policía, también, como perros guía, perros guardianes o de rescate, por esa facilidad única que tienen de aprender rutinas y respetar órdenes.

Pero, Gavel fue una excepción en su familia, ya que, él solo quería que le rascasen la barriga.

Haz clic para leer más y mira el vídeo