El aceite de oliva es muy valorado, no sólo por ser un alimento muy importante para la salud; también por sus propiedades medicinales y nutricionales que le convierten en un tratamiento muy recomendable y a un precio económico si lo comparamos con otros tratamientos de belleza.

Algunas propiedades del aceite de oliva para el pelo

Solo con introducirlo en nuestra dieta hará que esté mucho más sano y con un brillo hermoso; ya que entre otras propiedades, el susodicho aceite nutre la parte viva del cabello, por lo que es un tratamiento muy recomendable para el pelo y el cuero cabelludo.

Gracias a su gran contenido en polifenoles y en vitamina E, tiene un gran poder antioxidante, además de prevenir los daños en el pelo causados por la exposición solar. También, gracias a su efecto suavizante, el aceite de oliva se utiliza para tratar cualquier tipo de enfermedad en el cuero cabelludo, como pueden ser heridas, picor, costras o irritación.

También se suele utilizar para terminar con los piojos, ya que si se emplea en el cabello o en el cuello cabelludo, de manera directa, asfixia a los piojos.

También está demostrado que ayuda a fortalecer los folículos pilosos gracias a su gran poder nutritivo, por lo que el cabello crece más. Además, sanea el pelo que está muy dañado y sin vida. Además le da mucho brillo al cabello.

Lo más recomendable es apostar por un aceite de oliva virgen extra, ya que su composición nutricional es de alta calidad y emplearlo directamente sobre el cuero cabelludo con un suave masaje para que se logre una perfecta absorción de los nutrientes; además de extenderlo hasta las puntas. Eso sí, no hay que olvidarse de lavar bien el cabello después de aplicar el aceite.

Aceite de oliva para una piel hidratada

Apostar por el susodicho líquido hará que tengamos una piel más brillante, sana e hidratada. El aceite de oliva es conocido desde antiguo por ser uno de los mejores hidratantes que existen, por lo que se recomienda a las personas que sufren de piel seca.

También se recomienda en el caso de heridas, cicatrices o marcas, ya que tiene una gran capacidad para reparar tejidos de la piel dañados.

Y por su gran contenido en aceites naturales, vitaminas E y K, se recomienda su uso para luchar contra el envejecimiento prematuro, además de que la piel aparece más luminosa.

Lo más recomendable es echar una pequeña cantidad de aceite de oliva en las manos y esparcirla directamente en la parte del cuerpo que nos interesa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más