Cómo cada año, el próximo 23 de junio volveremos a celebrar la verbena de San Juan y nos impregnaremos de la magia de una noche con tradiciones ancestrales al calor de las hogueras y con la explosión de color de los fuegos artificiales. Antiguamente en las zonas rurales, durante la noche se salía a recoger la verbena, una planta que se consideraba sagrada y portadora de buena suerte. De ahí precisamente proviene el nombre de “Verbena de San Juan”.

También era tradición salir a buscar un trébol de cuatro hojas para aportar suerte y riqueza a quien tuviese la gran suerte de encontrar uno.

En pueblos y ciudades costeras, la tradición es hacer las hogueras en la playa y pasar la noche contemplando la luna y bañándose en el mar para atraer la suerte.

La Verbena de San Juan y su tradición gastronómica

Toda celebración tiene su parte dulce y en la noche de San Juan la tradición es comer la coca, un dulce hecho de bizcocho o brioche, adornado con fruta confitada y piñones. Seguramente es el recuerdo de algún antiguo rito dedicado al sol veraniego. En principio estaban hechas con masa de pan a la que se añadía azúcar y piñones. Más tarde al establecerse las pastelerías mejoraron su calidad y se las decoró también con frutas y cerezas confitadas.

Receta de la Coca de San Juan

Ingredientes:

  • 400 gr de harina
  • Cuatro huevos. (Las claras separadas y reservadas)
  • Una yema de huevo batida con unas gotas de agua
  • 250 gr de azúcar
  • La piel de un limón rallada
  • 100 gramos de mantequilla
  • 200 ml de leche
  • 60 ml de anís seco
  • Un sobre de levadura química (polvos de hornear)
  • 20 gr de piñones
  • 20 gr de cerezas rojas
  • 20 gr de cerezas verdes
  • Un trozo de melón confitado
  • Rodajas de naranja confitada

Preparación de la coca de San Juan

1.- Tamizar la harina con la levadura. Añadir la piel del limón rallada.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión Recetas

2.- Pintar un molde rectangular con un poco de mantequilla, enharinar ligeramente. Batir las cuatro yemas con el azúcar a punto de hilo. Es decir, hasta que queden espumosas y blancas.

3.- Añadir la leche, el anís y la mantequilla deshecha batiendo ligeramente. Incorporar la harina con espátula de goma, sin batir y muy suavemente.

4.- Por último añadir las claras a punto de nieve fuerte, con mucho cuidado para que no se bajen.

5.- Ponemos la masa en el molde y cubrimos con un poco de azúcar y encima los piñones y las frutas confitadas.

6.- Horneamos a 190 ºC por espacio de unos 35 minutos, hasta que esté bien dorada. Pintamos con anís seco, lo que reforzará el sabor. Enfriamos encima de una rejilla y servimos.

Consejos prácticos para elaborar la Coca de San Juan

En cualquier bizcocho es muy importante tamizar la harina e incorporarla a la masa sin batir. Al tamizar, la harina coge aire y el bizcocho resulta más esponjoso.

Las claras montadas se añaden a la masa con espátula de goma y con suavidad, eso hace que esa esponjosidad no se pierda y además contribuye a que las claras a punto de nieve no se desmonten.

El horno debe estar siempre a la temperatura adecuada en el momento de introducir el bizcocho y no abrirlo antes de pasados 15 minutos, para que la masa no baje irremediablemente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más