El eurodiputado francés Pierre Larrouturou ha decidido iniciar una huelga de hambre para que la Unión Europea gaste más dinero en partidas que considera claves, como la sanidad o el clima, así como la creación de un impuesto que grave las transacciones financieras. La iniciativa fue anunciada en su cuenta oficial de Twitter, señalando claramente a dos dirigentes políticos: la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente Francia, Emmanuel Macron: "Para presionar a A. Merkel y E.

Macron, con la mayor cantidad de ciudadanos posible, comienzo una huelga de hambre." El objetivo de esta iniciativa - que no es muy habitual entre los políticos - asegura Larrouturou, "no es morir, sino evitar millones de muertes: que Europa se dé los medios para actuar por la salud, el clima y el empleo."

El eurodiputado pide inversiones en sanidad o en la lucha contra el cambio climático

Este impuesto a las transacciones financieras se ha debatido varias veces en el seno de las instituciones europeas, como un instrumento para dotar de mayores recursos independientes a la Unión de los aportados por los estados miembros.

Así, asegura que "es obsceno escuchar que no hay dinero para la salud, el clima y el empleo, cuando los mercados financieros nunca habían estado tan sanos".

Otro argumento empleado por el miembro de la Eurocámara ha sido que este impuesto servirá para que los Estados puedan recuperar en "2024" la maltrecha economía que ha dejado la pandemia ya que, según los cálculos realizados por el propio diputado, si se gravasen un 0,1% las acciones y otro 0,01% los derivados y bonos, las arcas comunitarias tendrían 50.000 millones de euros adicionales disponibles.

La implantación de este medida se encuentra en el acuerdo de presupuesto y el fondo Next Generation EU pactado por los líderes europeos el pasado mes de julio.

Mayor repercusión

El eurodiputado, que se encarga de la negociación del presupuesto comunitario de 2021-2027 en el Parlamento Europeo, ha reclamado de forma constante la implantación de este gravamen.

La forma empleada ahora parece haber surtido efecto, ya que numerosos diarios franceses se han hecho eco de la medida, tal y como a publicado en sus redes sociales. Además, para que la iniciativa tenga una mayor repercusión, Larrouturou no solo ha iniciado esta huelga de hambre sino que también, a través de su cuenta de Facebook, se reúne con algunos "partidarios" de la implantación de este impuesto.

Estas reuniones virtuales se iniciaron ayer, a las que ha sido invitado Emmanuel Macron. De momento, según ha anunciado Larrouturou, no ha recibido respuesta del presidente francés. A pesar de que hoy se iba a realizar la segunda reunión, el atentado en una iglesia en la ciudad francesa de Niza que ha dejado hasta el momento tres fallecidos ha motivado su cancelación.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!