El grupo yihadista Estado Islámico, asumió este martes, 3 de noviembre, la autoría del ataque perpetrado el lunes en Viena donde perdieron la vida 4 personas y 22 resultaron heridas. En un comunicado difundido a través de sus canales de propaganda, la organización extremista indicó que el ataque fue ejecutado por un "soldado del califato". En el mismo comunicado, el EI identificó al atacante como Abú Dujana al-Albani e indicó que el hombre empleó un arma automática, una pistola y un cuchillo durante su acción.

Austria ha decretado tres días de luto nacional por las víctimas del atentado yihadista.

Una quincena de personas han sido detenidas en relación con el suceso y, según fuentes de Interior, no hay indicios de la cooperación de un segundo atacante en el momento del atentado. Esta noche se celebra una vigilia en la que los parientes y otros ciudadanos encenderán velas en homenaje a las víctimas.

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha mostrado su repulsa al ataque, indicando que "no se trata de un choque entre cristianos y musulmanes. Se trata de un choque entre la civilización y la barbarie". Y ha añadido que "afrontaremos esta lucha con toda nuestra determinación". También ha agradecido las muestras de apoyo y solidaridad del conjunto de la Unión Europea en su cuenta de Twitter.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha indicado que Europa está unida en la lucha contra el terrorismo. En la misma línea se ha manifestado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con la condena firme de los atentados terroristas.

Eslovaquia advirtió a Austria sobre el atacante

La policía eslovaca ha indicado en un comunicado este miércoles que las autoridades de Eslovaquia alertaron a las de Austria que el presunto terrorista que mató a cuatro personas el lunes en Viena había intentado comprar munición en Eslovaquia en los últimos meses. La policía ha indicado que en verano recibió informaciones de un intento de compra de munición por parte de sospechosos austriacos aunque no pudieron finalizar la compra.

La policía eslovaca dio aviso inmediato a las autoridades austriacas. Las armas utilizadas en el atentado -una pistola y un fusil de asalto- no fueron adquiridas en Eslovaquia, tal como ha comunicado la policía de ese país. Desde el año 2015, Eslovaquia ha endurecido las leyes para prevenir la compra ilegal de armamento.

Antecedentes

El sospechoso identificado, llamado Kujtim Fejzulai, era un joven de 20 años, con doble nacionalidad de Austria y de Macedonia del Norte, que había nacido y crecido en Viena. Fejzulai había sido condenado a 22 meses de cárcel en 2019 después de intentar unirse a las filas del grupo Estado Islámico en Siria y llevaba desde diciembre en libertad provisional, tras haber burlado el programa de desradicalización austriaco en el que había sido puesto por los tribunales.

El ataque perpetrado en la tarde del lunes comenzó sobre las 20:00 horas en Seitenstettengasse, una céntrica calle pequeña de la capital de Austria. En el área hay restaurantes y bares, una sinagoga y el centro comunitario judío. La policía mató al agresor a las 20:09 horas. El agresor dejó malherido a uno de los agentes, de 28 años, que sufrió graves heridas al enfrentarse a él, aunque ya se encuentra fuera de peligro.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!