La presidenta de la ONG SOS Mediterráneo, Sophie Beau, pidió hoy "que todos los países europeos asuman sus responsabilidades" para encontrar un puerto seguro para el buque humanitario Aquarius, que rescató 141 personas el viernes.

Países se niegan a recibir el Aquarius

Aquarius "se encuentra en una posición entre Malta y la isla italiana de Lampedusa", dijo a la AFP Sophie Beau, co-fundador de ONG europeas, junto con el alemán Klaus Vogel.

La asociación ya tuvo dos "respuestas oficiales negativas" de Malta e Italia para acoger el barco.

"Suplicamos a los estados nos ayuden a conseguir una solución, los países deben ponerse a la orden y no al contrario, rechazar que la embarcacación encuentre un puerto seguro en el Mediterráneo", añadió Beau, asumiendo que la situación actual es una desviación total a la ley marítima internacional. "Algunos de los sobrevivientes aseguran que varias embarcaciones han pasado ", dijo la presidenta de la SOS Mediterránea.

El Aquarius recuperó el viernes 141 personas en la costa de Libia, en dos operaciones separadas, siendo que la mitad de ellas son niños y un tercio mujeres, dijo Beau. En la mañana del viernes, el barco recuperó 25 migrantes a bordo de un pequeño barco de madera. Ya en la tarde, el barco humanitario rescató a 116 personas, incluyendo a 67 menores no acompañados, en su mayoría procedentes de Somalia y de Eritrea, que estaban en un barco de madera, sobrecargado, sin comida o agua.

"La guardia costera que apoyó en el rescate de los refugiados manifestó que no podía dar puerto seguro y lamentablemente Libia no es un puerto seguro", dijo Sophie Beau.

El domingo, un barco de 11 personas que navegaba en las zonas maltesas atracó entre la zona de Malta y la zona italiana, fue tomado por la guardia costera italiana, aseguró la presidenta de la ONG. En junio, el Aquarius recuperó a 630 migrantes de Libia, pero Italia y Malta rechazaron el desembarque de esos migrantes. La odisea del barco terminó en el puerto español de Valencia y Aquarius se quedó un mes en escala técnica en Marsella.

Italia se muestra firme en su decisión

El sábado, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, líder de la extrema derecha, dijo que el Aquarius de propiedad de un armador alemán con una bandera de Gibraltar nunca vería un puerto italiano. Por su parte, el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, dijo que debía ser Gran Bretaña quien reciba a los 141 migrantes rescatados por el Aquarius.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más