Fuentes del Gobierno de España informaron que seis países de la Unión Europea han acordado distribuirse los 141 inmigrantes rescatados por el barco humanitario Aquarius. Asimismo pactaron la repartición de otras decenas de inmigrantes rescatados del Mediterráneo. España deberá recibir a 60 migrantes como parte de la cuota que le corresponde dentro del pacto establecido. Según informara, Carmen Calvo, vicepresidenta española, la mayoría de los inmigrantes serán llevados a Cataluña, en vista de la disposición de esta comunidad a recibir el barco.

La distribución de los rescatados

Francia se encargará de otros 60 migrantes, Alemania recibirá 50 y Portugal otros 30. En tanto que Luxemburgo asumirá una cuota de 5 rescatados. Por su parte, Malta se encargará de 50 personas que han arribado a sus costas, tal como lo hiciera saber el gobierno de esta Nación. Adicionalmente Malta servirá como base logística para la distribución de los rescatados.

Esta operación cuenta con el apoyo de la Comisión para la Migración de Europa.

El Aquarius, se encuentra actualmente parado en aguas internacionales en un punto equidistante de la costa italiana y la costa de Malta, a unas 32 millas aproximadamente. Según el acuerdo establecido, el barco atracará en las costas de Malta y desde ese país, se hará la distribución de los migrantes hacia los demás países firmantes del pacto.

Una solución concertada

Esta es una alternativa al problema migratorio de Europa, la cual buscaba Pedro Sánchez desde el inicio de la crisis. El Gobierno español aseguró luego del rescate del barco humanitario el pasado mes de junio y luego de que Italia prohibiera la entrada de los barcos de ONGs a sus puertos, que se hacía necesaria la toma de decisiones de forma conjunta para solventar este tipo de problemas.

Los países europeos del denominado eje antixenófobo han asumido la solución del problema, el cual ha sido creado principalmente por las decisiones del Gobierno de Italia. De modo que Alemania, España, Francia y Portugal son los países que han tomado las riendas del asunto y se han avocado a resolver el problema.

Al parecer el único desacuerdo que persiste es sobre quién ha sido el líder de las negaciones, ya que los jefes de los gobiernos de España y Francia, Pedro Sanchez y Emmanuel Macron a través de sus cuentas en la red social Twitter, se han atribuido la organización de este pacto internacional

Sea como sea, el resultado de esta estrategia ha sido el que buscaba Pedro Sanchez y es que lograr un acuerdo en el cual España no tenga que asumir toda la carga migratoria, ni quede como “insolidaria” ante esta grave crisis humanitaria.

Además de lograr la cooperación de varios países en la solución del conflicto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más