La Comisión Europea aprobó a una nueva partida de emergencia con la finalidad de dar el apoyo necesario a España para contener la oleada de inmigración irregular. El nuevo desembolso por un monto de 3 millones de euros ha sido aprobado en Bruselas, cifra que viene a sumarse a los 25,6 millones que previamente el ejecutivo europeo había concedió durante el pasado mes de julio. Los tres millones de euros que constituyen la nueva asignación monetaria, son procedentes del Fondo de Seguridad Interior y estarán destinados a reforzar la presencia de la Guardia Civil en la frontera sur de España, con el objetivo fundamental de contribuir en la contención de la reciente presión migratoria.

Reunión en Madrid

El anuncio coincidió con la visita a España de Dimistris Avramopoulos, quien funge como Comisario para la Migración. Avramopoulos se encuentra en la capital española con motivo de una reunión que sostuvo con varios miembros del Gobierno, a fin de conocer de primera mano la situación migratoria del país.

El funcionario europeo se reunió con varios miembros del alto gabinete de Pedro Sánchez, entre ellos: Josep Borrel, ministro de Exterior, con la vicepresidente Carmen Calvo, con la ministra de Empleo Margarita Robles y con Fernado Grande Marlaska, ministro de Interior.

Las partidas de apoyo

El apoyo financiero europeo recibido por España durante las últimas semanas, para tratar la situación de los flujos migratorios en el país, asciende a la cifra de 28,6 millones de euros. El monto anterior, de 25.6 millones de euros, estaba dirigido principalmente incrementar la capacidad de recepción de migrantes en la zona sur de España, mediante a un proyecto de la Cruz Roja. De esta partida, solo 720.000 euros fueron destinados en ese momento para mejorar las instalaciones de tránsito y retorno de la Guardia Civil.

Los recursos son limitados

Aunque Bruselas ha dado respuesta, a la solicitud de apoyo formulada el pasado lunes por el presidente de Gobierno Pedro Sánchez. Sanchéz, a través de una comunicación oficial dirigida a Jean-Claude Juncker, jefe del ejecutivo europeo, pidió colaboración para tratar el asunto migratorio.

Juncker, respondió a Sánchéz que Bruselas estaría del lado de España y que comprendía y compartía la sensación de urgencia sobre el tema del aumento de llegadas de migrantes irregulares a través del Mediterráneo Occidental.

Por lo tanto la comisión y los países miembros darían a España todo el apoyo prometido en el Consejo Europeo del mes de junio.

El presidente de la Comisión se comprometió además a acelerar la cancelación por un monto de 55 millones de euros a fin de reforzar los funcionarios de la guardia marroquí y tunecina en la frontera. No obstante, Juncker advirtió que los fondos son limitados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más