Muchas organizaciones han comenzado a criticar las instituciones globales que se han convertido en potencias en el mercado económico mundial. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han estado bajo el liderazgo de los países en Desarrollo durante décadas, favoreciendo a las corporaciones gigantes y a la política occidental, descuidando a las economías en desarrollo del Sur. El Banco Mundial y el FMI pasaron de estabilizar nuestra economía mundial a crear un agitado sistema de comercio, y aumentaron en gran escala la corrupción.

Los BRICS se unen

Cansados ​​de ser descuidados y de ver sufrir sus economías, los líderes de múltiples países en desarrollo se han unido para desarrollar una organización dirigida específicamente a estimular las economías y promover el desarrollo de sus propios países.

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica conforman lo que se llama BRICS: los principales estados en desarrollo del mundo. Juntos han decidido romper su dependencia de los antiguos establecimientos de Bretton Woods, del Banco Mundial y del FMI.

Estas instituciones han sido durante demasiado tiempo la caída de las naciones en desarrollo.

Los fondos del Banco Mundial y del FMI vienen con muchas advertencias y no existen incentivos para construir las infraestructuras, ni para garantizar los servicios sociales que tanto se necesitan en estos países. Además, están gestionados por las principales potencias económicas del mundo, como los Estados Unidos y el Reino Unido.

Las acciones y consecuencias de la administración de Trump están causando un revuelo social y político, porque está tomando tiempo y recursos de los países que más necesitan. Por lo tanto, BRICS ideó su propia solución a este problema: el New Development Bank (NDB).

Objetivos del Nuevo Banco de Desarrollo

Con la salud social y ambiental en mente, el NDB ha ideado un enfoque en la creación de una Infraestructura Sostenible en sus propios países, así como en otras economías emergentes.

Sus préstamos sin ataduras son diferentes del dinero típico del Banco Mundial y el FMI, cuyos acuerdos de préstamo implicarían una reestructuración total de la gobernanza económica.

En cambio, el NDB ofrecerá préstamos solo para fines de infraestructura, para ayudar a las naciones en desarrollo a construir una vida mejor para sus pueblos y al mismo tiempo crear una ruta para el crecimiento económico.

El NDB es una institución muy nueva. Fue creado el 15 de julio de 2014 y aún tiene muchas cosas por hacer antes de poder competir con el Banco Mundial en el mercado global. Decidir cómo se verá el desarrollo de la infraestructura sostenible y cómo tratar mejor las necesidades individuales de cada país son ejemplos de las cuestiones que aún se debaten en la sede del NDB en Shanghai.

Tiene varias metas por cumplir, el Nuevo Banco de Desarrollo y BRICS tomarán tiempo para asegurar un punto de apoyo en la economía mundial y marcar una diferencia real en la vida y en la economía de los países en desarrollo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más