Irán venció a Marruecos por 1 a 0 con un gol en el estreno de las selecciones por el Grupo B de la Copa del Mundo este viernes en San Petersburgo. El juego fue tibio, con pocas llegadas de calidad, la victoria era vital, para Irán que debía intentar algo más en un grupo que también tiene Portugal y España. La selección marroquí tomó la iniciativa del juego tras el silbatazo inicial del árbitro turco Cuneyt Cakir. Los africanos dominaron el primer tiempo, pero la selección de Oriente tuvo la oportunidad más clara de gol, ya en los minutos finales [VIDEO].

Marruecos bajó con peligro por primera vez, a los 4 minutos, en una buena jugada del lateral derecho Nordin Amrabat, que cruzó para el centrocampista Belhanda, para aparecer en medio de los defensas y cabecear para el gol.

Pero la pelota no tuvo dirección y salió por la línea de fondo. A los 18 minutos, el ataque de la selección africana dio un susto en el área iraní. Belhanda y el zaguero Benatia [VIDEO], que actúa por la Juventus, intentaron la hazaña, pero fueron frenados por la defensa contraria.

Irán llegó por primera vez a los 20 minutos, pero la zaga de Marruecos consiguió cortar la jugada antes de que la pelota llegar a la meta de El Kajoui. Sin embargo, a pesar del volumen de juego mucho mayor de Marruecos, la oferta más aguda del primer tiempo fue proporcionada por Irán.

Un segundo tiempo muy reñido

El delantero Harit perdió una buena oportunidad para abrir el marcador en los primeros movimientos de la segunda epata. Él cayó por la izquierda e intentó golpear de primera en una bola que vino demasiado alta, pero estaba mal colocada y la mandó lejos.

Las dos selecciones estaban muy dispuestas y el juego se quedó aún más disputado. Pero ninguno de los equipos conseguía crear buenas jugadas de gol.

A los 28 minutos del segundo, el lateral derecho Nordin Amrabat sufrió un golpe en una disputa de balón y tuvo que salir para recibir atención. Desorientado, fue sustituido por el volante Sofyan Amrabat. Los marroquíes asustados a los 35 minutos en un tiro raso y muy fuerte de Zyech en la esquina derecha del portero Beiranvand, que se estiró para desviar la pelota.

Finalmente aparece el gol

Irán consiguió el gol a los 48 minutos del segundo tiempo en un cobro de falta por la izquierda. La pelota fue alzada en el área y el marroquí Bouhaddouz jugó contra las propias redes. Los iraníes conmemoraron mucho el triunfo, que conquistó sólo la segunda victoria de la historia en las Copas. En la segunda ronda de la Copa del Mundo, Marruecos se enfrentará a Portugal en Moscú. El mismo día, a las 15 horas, Irán tendrá por delante la selección uruguaya, en Kazán.