Jorge Sampaoli, entrenador de la selección de Argentina, ha expresado que siente un gran dolor por la contundente derrota de 3 a 0 en Nizhny Novgorod contra Croacia, pero se niega a describir el desempeño de su equipo como vergonzoso y protege a los jugadores de toda la culpa, principalmente hacia el guardameta Caballero.

Argentina tuvo bastantes dificultades en sus partidos anteriores y apenas logra competir en la Copa del Mundo. El equipo está totalmente fuera de sí, y como lo hizo en los dos primeros partidos en la fase de grupos, entendemos sus dificultades por clasificarse. El equipo nacional de Croacia venció este jueves y ahora es líder del grupo y reveló todas las debilidades de esta selección de fútbol [VIDEO], y su encuentro fue extremadamente decepcionante.

El final muestra la peor situación: las cabezas bajas de los jugadores argentinos y las lágrimas de la afición en las gradas, que muestran que no hay sapiencia exacta que pueda explicar por qué la selección no dio su máximo esfuerzo en esta Copa del Mundo.

El entrenador habla de la derrota ante Croacia

Esto es lo que el entrenador de la azul confesó: "No sentimos vergüenza, sino dolor por la derrota. La responsabilidad es mía, no de Willy Caballero", dijo Jorge Sampoli y así protegió a su portero que entregó el primer gol de Anti Rebic para esta derrota.

"El plan en este juego no se proyectó, queda por preguntarnos la mínima posibilidad de permanecer en el juego. Soy culpable, no tengo que buscar jugadores culpables. Intentamos presionar a Croacia en el medio de donde suscitaron los accidentes más fuertes, pero no tuvimos ningún argumento para cambiar esta historia ", concluyó decepcionado que parece arrepentirse por la toma del equipo argentino.

Croacia, a octavos de final

Por el contrario la selección de Croacia [VIDEO], quien definió bien los remates a la portería del conjunto argentino, ya tiene el pase a octavos de final totalmente en sus manos, y va a asegurar la primera posición en el siguiente partido contra la selección de Islandia. Esperando un rival para la fase de octavos entre las selecciones de Francia o Dinamarca en la próxima etapa.

Ahora el destino de Argentina está en manos de Croacia, que debe conseguir los puntos para los jugadores islandeses en el último partido, pero con Messi y sus compañeros de equipo no lo tendrán nada fácil tampoco de derrotar en el siguiente partido contra Nigeria el 26 de junio.