Una de las selecciones más vistas en este Mundial es la selección dirigida por Sampaoli, debido a que tiene al mejor jugador del mundo como lo es Lionel Messi, ya que el mundo esperaba que la magia despertara en este mundial a la famosa pulga, pero hasta el momento no ha sido así.

El astro argentino presentía algo

Messi sabía que algo estaba mal desde que inició el partido, ya que hubo un momento en que las cámaras lo tomaron poniéndose la mano en la frente y diciéndose algunas palabras para el mismo, parecía que el presentía algo malo en este partido, ya que la presión se le notaba desde el primer minuto de juego, y parece que los fantasmas del mundial del 2002 están rondando a esta selección argentina [VIDEO].

En muchas ocasiones durante el partido el astro argentino intentó salvar al equipo e intentaba realizar jugadas y recuperar el balón, pero ese esfuerzo jamás rindió frutos.

Para la mala fortuna de la selección argentina, en las gradas estaba un personaje sumamente conocido en todo el mundo del futbol, ni más ni menos que Diego Armando Maradona estaba presenciando este importante encuentro, ya que la albiceleste tenía que ganarlo o mínimo empatarlo [VIDEO], para no complicarse su pase a la segunda ronda, después del sorprendente empate ante Islandia. La cara de Maradona era la misma que la de muchos aficionados que estaban sufriendo minuto a minuto cómo el equipo dirigido por Sampaoli no logra llegar a la portería rival y tampoco tenían claridad. Muchos tenían fe que el número 10 de Argentina pudiera hacer algo y echarse el equipo al hombro, pero en todo el partido jamás fue así, de hecho su primer disparo a portería no ocurrió hasta el minuto 64.

La desesperación de la selección de Argentina

Mientras los minutos transcurrían, el entrenador de Argentina fue una mezcla de desesperación e ira desde el banquillo, sobre todo cuando cayó el primer gol por parte de los croatas gracias al increíble error del portero Willy Caballero que intentó jugar con los pies y terminó regalando ese balón al croata Ante Rebic que no perdonó y marcó el primer gol, que ponía a los albicelestes contra las cuerdas. Mientras el equipo de Argentina no aprovechaba a sus estrellas, el equipo de Croacia sí lo hizo al máximo, ya que el segundo y tercer gol fueron hechos por dos de sus estrellas en medio campo que son Modric e Ivan Rakitic, ya que gracias a ellos, el medio del campo fue controlado y los argentinos jamás pudieron hacer jugadas de peligro.

Ahora Argentina estará pendiente del encuentro entre Islandia y Nigeria, ya que si Islandia llegara a ganar, solo un milagro podría hacer que los albicelestes pasen a la segunda ronda, y sin lugar a dudas esto sería lo mismo que les pasó en el año 2002, por lo que muchos aficionados esperan ese milagro y que no vuelva a ocurrir lo del mundial de Corea-Japón.