El Fútbol es el fútbol, el balón es redondo y nada está escrito, sin embargo, las características de los equipos, la calidad de sus jugadores, la historia de las selecciones y las estadísticas permiten establecer algunos pronósticos, [VIDEO] que muchas veces “se caen”, y al parecer, este mundial de fútbol no será la excepción.

Argentina empató con Islandia

A pesar de contar en su plantilla con el jugador considerado por muchos con el mejor de la actualidad futbolística, el astro Lionel Messi, y con uno de los equipos más sólidos del torneo, la selección Argentina no pudo pasar del empate a uno, contra la debutante selección de Islandia.

Entre las fallas de los dirigidos por Sampaoli se incluye el tiro penal errado por Messi, el cual fue fácilmente rechazado a dos manos por Halldorsson, el portero islandés. Este fallido penal pudo haber sido la clave para voltear la balanza a favor de la selección albiceleste. Este sopresivo resultado [VIDEO] ante un rival tan débil (en teoría) sí que ha generado duras críticas por parte de la prensa deportiva internacional.

México derrota a Alemania por la mínima

Luego de haber sufrido una vergonzosa derrota 7 a 1 contra Alemania en la Copa Confederaciones del año 2017, la selección mexicana ha sorprendido a muchos, al alcanzar una importante victoria 1-0, nada más y nada menos que ante el actual campeón del mundo. Estos tres puntos que han sumado los mexicanos, constituyen la primera victoria que consiguen ante la selección teutona en una competición oficial y son de vital importancia para las aspiraciones de los dirigidos por Osorio para avanzar a la siguiente ronda del campeonato.

Brasil empata con Suiza

Otro inesperado resultado en el mundial de Rusia fue la igualada entre la pentacampeona canariña y la selección de Suiza. Los helvéticos con un juego parco pero a la vez efectivo, lograron contener los intentos y las genialidades de Neymar Jr. y los suyos.

Los amazónicos golpearon primero, cuando en el minuto 20, Phillipe Coutinho clavó un derechazo en diagonal desde afuera del área, inalcanzable para el cancerbero Suizo, Sommer. Parecía ser el inicio del fin para la selección Suiza, sin embargo, estos se mantuvieron raudos durante el resto del primer tiempo.

Ya en el segundo tiempo, durante el minuto 50 del partido y ante una displicente selección brasileña, después de un saque de esquina el centrocampista suizo Steven Zuber logró despojarse de su marca (con empujón incluido) y anotar de cabeza para igualar el marcador. El resto del partido continuó sin pena ni gloria para ambas selecciones, salvando algunos fallidos intentos de los brasileños por retomar el control del marcador.