"El hombre era responsable de la renta familiar y la Mujer debía cuidar de la casa y de los hijos": ese fue un rasgo cultural de la sociedad humana durante varios siglos atrás. Hace algunas décadas esas características perdieron valores en muchos países del mundo occidental, en función de la sociedad capitalista y, principalmente, de la larga lucha de la mujer por sus derechos de ciudadana y contra la discriminación femenina.

La participación de las mujeres en el mercado de trabajo era una de las victorias más importantes de las últimas décadas. Fue a partir de 1960 que las conquistas femeninas se tornaron más evidentes. Sin embargo, estos logros no sucedieron de la misma manera en todos los países.

Un avance significativo

Y aun donde el avance fue significativo, probablemente aún será ampliado. En los países desarrollados, las conquistas profesionales femeninas pueden ser atribuidas a un amplio movimiento de autonomía, que llevó a una concientización social y a la quiebra del prejuicio contra las mujeres.

En los países subdesarrollados, sin embargo, su ingreso en el mercado de trabajo ocurrió debido a los bajos salarios recibidos por los hombres, imposibilitados de mantener el presupuesto familiar sólo con su trabajo. Como la mujer continuó y sigue siendo responsable de todas las actividades domésticas, incluso por la educación de los hijos, acaba ejerciendo doble jornada de trabajo.

En algunos países del mundo, el crecimiento de la participación de la mujer en el mercado de trabajo fue mayor que de los hombres.

La evolución ha sido constante desde la década de 1960, pero en la última década el crecimiento fue más acelerado. Sin embargo, a semejanza de otros países del mundo, los ingresos de la mujer son significativamente menores que los de la población masculina. Pero nada le impide ser independiente parcialmente, posibilitando el poder de comprar sus ropas, accesorios, tener su propia tarjeta de crédito Y así, dejando a su marido más aliviado de asumir tantas responsabilidades a la hora de pagar las cuentas.

La mujer ayuda en el hogar

Y con mucha dedicación y amor, la mujer está creciendo cada vez más en la carrera mostrando que un ingreso extra ayuda a un montón en el hogar y que refleja una familia más feliz y en paz, por un lado, está bien por otro no pues las mujeres a veces al sentirse autónomas deciden alejarse de una relación porque creen que ya no necesitaran más de su pareja y por otro lado está bien que la mujer gane dinero extra porque así puede ayudar en los gastos de un hogar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más