Muchas son las fórmulas, maneras [VIDEO] y manuales para conquistar un empleo. Durante una entrevista de trabajo los elementos como traje, postura, educación, claridad en cuanto a las preguntas propuestas, son esenciales. Es muy bueno también hablar sobre sus principales cualificaciones profesionales y académicas, siempre relacionando con la ola de interés.

Demuestre interés en la vacante y diga cuánto puede contribuir a su crecimiento profesional. Y nunca se olvida de una pieza fundamental: siempre termine sus palabras con algo positivo. Diga que es perfeccionista, autocrítico, pues son características que, en verdad, serán interpretadas como positivas.

Tiene que dejar atras muchas cosas

Debe evitarse al máximo la arrogancia, la goma de mascar, los brazos cruzados [VIDEO], cortar la palabra el entrevistador, con el ceño fruncido, se destacan poniendo su mano sobre la cabeza todo el tiempo, hablar mal de la empresa o el jefe anterior, falta de interés en la vacante, aumento de salario, palabras negativas (principalmente el término dimisión), etc. Evite describir su personalidad como "marcante", "difícil", "fuerte", pues tales características pueden denotar que usted es una persona difícil de convivir en el día a día, o demasiado fuerte para ser intransigente. Hay otros requisitos a ser observados, que son de suma importancia.

Mercado competitivo

Pues las estadísticas llegan a ser incluso desalentadoras de cada 20 mil a 25 mil candidatos, para 20 a 25 vacantes.

Hay casos en que la demanda para ese número de vacantes supera la marca de los 100 mil pretendientes. A pesar de que la mayoría no se da cuenta, es bueno saber que, el simple hecho de que alguien llegue a una entrevista [VIDEO] de empleo, ya señala que ella pasó por un riguroso criterio de selección, o, como dirían los más simplistas: pasó por la prueba, Pero eso es sólo el comienzo.

Pues ahora, es que comenzará la verdadera competencia. Al final, el candidato estará entre competidores que poseen más o menos su preparación. La misma formación, la misma competencia tecnológica, la experiencia profesional, la misma lengua. Las preguntas que serán hechas por el entrevistador sirven para la evaluación de la personalidad y desenvoltura de los candidatos.

Dicho esto, es bueno que volvamos a lo que fue expuesto al principio del texto: mencione sólo aspectos positivos de su comportamiento, incluso cuando hablar de sus puntos débiles. Y evite las palabras negativas. El momento de la entrevista es la ocasión que el seleccionador tiene para conocer al candidato a la vacante que está siendo propuesta. A la vista de ello, es de suma importancia que el entrevistado sepa conquistar su espacio en la primera oportunidad.