Aunque muchas relaciones tienden a durar años, eso no siempre significa que la pareja está todavía feliz de vivir la relación. Dificultades e incompatibilidades son algunas de las causas que pueden hacer que el fin sea inevitable. Por mucho que las parejas insisten en el respeto, algunas relaciones no tienen salvación, sin embargo, se enfrentan a los problemas, que no siempre es tan sencillo.

Uno de los principales motivos que llevan a muchas parejas a vivir juntos, es la comodidad, lo hacen para vivir más cómodos y por supuesto cuando también existe amor.

A medida que pasan los años se van acostumbrando cada día mas a estar juntos y llegan a un punto que están tan conectados en todo, que separarse puede, a menudo, no ser la decisión correcta.

Algunas acciones para darte cuenta que la relación está llegando a su fin

Discusiones: sobre todo si son siempre por los mismos motivos. Si Por más que conversen entre sí, parecen nunca llegar a un acuerdo y una y otra vez se repiten las mismas peleas es señal de que algo anda mal.

Aceptar algunas cosas para no crear inconvenientes: si por más que algo vaya contra su voluntad, usted acaba cediendo, sólo para no crear más problemas. Está siendo infeliz, y el compañero parece no preocuparse por ello. Si no comparte más los mismos objetivos: cada uno empieza a actuar por su cuenta, y en busca de intereses propios. No comparten más lo que pasa en un día a día y no hablan de planes futuros, pues la relación va por mal camino.

No intercambian más elogios: usted compra una ropa nueva, y él simplemente no se da cuenta. O cambia el color del cabello, y tiene que preguntar si se quedó bien, porque no se dio cuenta. No recibe más elogios, y tampoco siente voluntad de hacer. Esto es señal de que ambos ya no se interesan más el uno con el otro. No se preocupan más uno por el otro: usted percibe que el compañero está triste y simplemente te ignora, pues no quiere saber lo que está pasando para no abrir un diálogo.

No respetan a las personas cercanas: evitan contactos con otras personas, familiares y amigos. Nunca logran salir juntos y divertirse con otras personas, porque siempre acaban surgiendo algunas peleas y llegan incluso a pelearse con las personas cercanas, esa relación anda mal.

Lo que es necesario en una relación

Para una buena relación, es necesario que ambos vivan en armonía, y cuando eso deja de existir en la relación, significa que los días de relaciones pueden estar aproximándose a los últimos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más