De generación en generación, nuestros antepasados nos han ido contando diversas creencias, varias de ellas son ciertos, y eso nadie lo pude negar, sin embargo aquí te contamos algunos de los más frecuentes que sin duda alguna son falsos, y han quedado demostrados.

Te sacamos de dudas

Las personas hipertensas no pueden tomar café. No existen evidencias científicas para afirmarlo. Sí es cierto que la cafeína (el compuesto químico que también se encuentra en el y el chocolate), estimula el sistema nervioso central, lo que puede aumentar la ansiedad en personas predispuestas, además de provocar insomnio si se consume mucha cantidad o a última hora de la tarde.

También posee efectos diuréticos, pero no tiene contraindicaciones respecto a la tensión arterial.

La cafeína puede llegar a crear adicción. Muchos especialistas coinciden en que no es así. Lo que sucede es que, si una persona está acostumbrada a tomar una determinada dosis de cafeína al día, ya sea café, té o bebidas de cola, e interrumpe de forma brusca el consumo, puede padecer de dolores de cabeza, cansancio y somnolencia durante el día, síntomas que duran aproximadamente 24 horas.

Para evitarlo, lo mejor es reducir la ingesta poco a poco

No es recomendable lavarse el cabello a diario. No es cierto. Los dermatólogos aconsejan lavarlo cada vez que se ensucie. También es falso que crece más rápido si se le corta más a menudo, ya que el corte no afecta al crecimiento, o que a unas personas les crezca más deprisa que a otras. Según los especialistas, a la gran mayoría de la gente le crece el cabello a un ritmo similar.

El alcohol mejora los síntomas de la resaca. Al contrario, puede empeorarla, porque se ingiera la misma sustancia que produjo los efectos. Sobre el alcohol existe otro mito: que las vitaminas B6 que se ingieren antes o después de tomar impiden los efectos del alcohol. Esta vitamina se aplica en los centros hospitalarios (en forma de inyección), pero la finalidad es que el organismo de la persona con intoxicación etílica, que puede incluso provocarle coma, se recupere con más facilidad.

Aclaramos algunos de ellos

Los cigarrillos light son más saludables que los normales. Es algo que se ha pensado durante años, e incluso también se llegó a decir que eran menos dañinos para las mujeres. Se fue demostrando lo contrario por lo tanto tuvieron cambios en las cajetillas, pudiéndose sólo distinguir la variedad de la marca por el color. Las conclusiones de varios estudios realizados por un grupo de investigadores norteamericanos, confirman que estos productos son tan peligrosos como el resto y, aunque contengan niveles menores de nicotina y alquitrán, los consumidores sufren los mismos daños porque fuman más cantidad de esta variedad de cigarrillos e inhalan el humo con más fuerza con el fin de obtener más sabor.

Las drogas como la marihuana son más peligrosas que el tabaco. No, porque contienen la misma cantidad de sustancias cancerígenas que los cigarrillos. Además, las personas que fuman tabaco consumen más cantidad de cigarrillos que los consumidores de marihuana u otro tipo de droga, porque es mucho más adictivo.

El bicarbonato es saludable para el estómago. Esta afirmación se ha mantenido durante muchos años porque el bicarbonato es una sustancia que neutraliza el grado de acidez y un gran número de personas recurren a él después de las comidas para prevenir y mejorar el ardor.

Lo cierto es que hay que tener cuidado con el abuso de este producto porque puede favorecer la absorción de sodio y este pasar a la sangre y otros tejidos, lo que puede ser peligroso para las personas hipertensas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más