Científicos chinos afirman haber desarrollado un medicamento capaz de detener la pandemia de Coronavirus. Mientras más de un centenar de laboratorios de todo el mundo juegan una carrera contra el tiempo buscando la vacuna capaz de poner un freno al avance del COVID-19, investigadores de Pekín habrían dado un gran paso en la elaboración de un tratamiento a base de anticuerpos.

El medicamento contra el coronavirus está en fase de prueba

Según perfil.com, el medicamento se desarrolló en conjunto con científicos de la Universidad de Pekín y en este momento estaría en fase de prueba. Tal como se informó, el tratamiento chino permitiría acelerar la curación de los enfermos y brindaría inmunidad temporaria contra el coronavirus.

El Director del Centro de Innovación Avanzada en Genómica de Pekín, el doctor Sunney Xie, declaró a la agencia AFP que el tratamiento ya fue probado en ratones, luego de aplicarse en los roedores los anticuerpos de 60 pacientes que ya atravesaron la infección por coronavirus y se curaron. Xie afirmó que después de cinco días, la carga viral de los ratones se había dividido por 2.500, "lo que significa que el medicamento tiene un potencial efecto curativo".

Una publicación científica dijo que 'es un remedio potencial'

Entusiasmado por los logros obtenidos, el doctor Xie agregó que se considera "experto en la secuenciación de célula única", aunque no es inmunólogo ni virólogo. Y declaró que él y su equipo se "llenaron de alegría" cuando pudieron constatar que a través del enfoque que le habían dado a su investigación "habían podido encontrar un anticuerpo que neutraliza el coronavirus".

Según la fuente citada, este domingo la revista especializada Cell publicó un estudio sobre la investigación que están llevando a cabo los cientificos chinos. En dicha publicación, se afirma que el tratamiento sería un remedio potencial contra el coronavirus, que podría "acelerar la curación".

Tal como se afirma en La Tercera, el novedoso tratamiento chino estaría disponible antes de fin de año.

Según el medio citado, el equipo liderado por Xie tiene en curso la preparación de las pruebas clínicas y las mismas se llevarán a cabo en Australia, entre otros países. Al parecer, China ya no posee suficientes portadores del coronavirus como para realizar ensayos en su población.

Esperanza antes de la llegada de una segunda ola de coronavirus

La posibilidad de tener un tratamiento que frene la pandemia antes del final de 2020 llena de esperanzas a los investigadores chinos ya que se espera que para ese momento se presente en su país una segunda ola de coronavirus, enfermedad por la cual han fallecido más de 300.000 personas en el mundo. Según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esperada vacuna contra el coronavirus no estaría disponible sino hasta dentro de 12 o 18 meses. Por lo tanto, la noticia de un tratamiento a base de anticuerpos como el que prometen tener los chinos antes de fin de año, resulta más que auspiciosa.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!