Se eleva de nuevo la tensión entre Estados Unidos y China en relación con los efectos del Coronavirus y culpar a los asiáticos de ser los generadores del virus y obtener beneficios con su expansión por el mundo. En esta ocasión, han sido la Policía Federal (FBI) y el Departamento de Seguridad Nacional quienes se han encargado de echar más leña en el fuego del tablero internacional.

Al responsabilizar a la República Popular de China de hackear los informes en los que se constatan los avances científicos sobre su vacuna. Al igual que en los diversos tratamientos que se están llevando a cabo por los laboratorios para frenar la pandemia.

Lanzarán una acusación formal contra el gobierno chino

En opinión de las fuentes del FBI se tendría constancia de que el régimen de Pekín habría utilizado su potente red de espías y hackers informáticos con el objetivo de captar los datos más relevantes sobre la puesta en marcha de la vacuna contra el coronavirus. Hasta el punto de que tienen pensado realizar una acusación formal en los próximos días. En la cual se pondrá en relevancia de que se trata de un robo cibernético y que puede traer nuevas tensiones en el mapa de las relaciones internacionales.

En este sentido, el diario norteamericano The New York Times ha informado en su edición del lunes que han sido detectados varios hackers que estarían colaborando con una decena de países con el objeto de recopilar información sobre cómo están afrontando al coronavirus en otras zonas del planeta.

Además, en esta información se ha filtrado que, según varios cargos en la administración americana, han admitido que China estaría en estos momentos tratando de averiguar los datos más relevantes respecto a la evolución de las vacunas. “Pero a través de medios no lícitos” concluye el rotativo neoyorkino.

Trump se refirió a pruebas sobre el origen del coronavirus

Sin que hasta este momento haya ninguna clase de reacción por parte de los dirigentes del Partido Comunista de China. Después del primer encontronazo entre las dos primeras potencias económicas del mundo en relación a las acusaciones del presidente de EEUU, Donald Trump, aludiendo a que el coronavirus se había creado en los laboratorios chinos, concretamente en el ubicado en Wuham.

Al igual que su secretario de Estado, Mike Pompeo, que adelantó a los medios de comunicación que existían una gran cantidad de pruebas sobre esta posibilidad.

Efectos negativos en las bolsas

Estas acusaciones pueden tener un efecto colateral en los mercados de renta variable en todo el mundo. Debido a que un escenario de confrontación entre Estados Unidos y China no es bien recibido por parte de los inversores. Ya la semana pasada los mercados financieros se vieron penalizados por este hecho, con bajadas de hasta un 2 % en una sola sesión bursátil. Encabezados por las depreciaciones en un sector tan estratégico como el financiero.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!