Varios familiares de personas fallecidas por el brote del Coronavirus en residencias de mayores han decidido dar un paso hacia adelante y presentar una querella criminal contra varias personas, entre otras, la propia Díaz Ayuso. Dentro de la lista de centros para mayores que han sido denunciados por la Marea Residencias están varios de Ballesol y Domis-VI.

Díaz Ayuso encabeza una lista de nombres de personas a las que responsabilizan de la mala gestión

En total, una veintena de familiares de personas mayores que han perdido la vida en las residencias para mayores han decidido presentar una querella, de manera colectiva, en los juzgados de Plaza de Castilla de la ciudad de Madrid, contra la cuestionable gestión por parte de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Pero, también se incluye a Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad y directores de un total de diez residencias.

Los familiares acusan a Díaz Ayuso de llevar a cabo un trato vejatorio y un homicidio imprudente durante la crisis por el coronavirus

Los denunciantes no han dudado en querellarse contra las personas mencionadas por haber sido responsables de un homicidio imprudente y por haber llevado a cabo un trato vejatorio hacia sus mayores. Según varios medios de comunicación, se espera que esta querella sea el comienzo de una lucha judicial que se irá extendiendo en varios municipios de la comunidad presidida por Díaz Ayuso. Hay que recordar que, junto con Cataluña, la comunidad de Madrid es la que más número de muertos ha contabilizado en sus residencias de mayores por culpa del coronavirus.

A lo largo de las próximas semanas, según anuncia el colectivo que ha apoyado la querella colectiva “Marea Residencias” se presentaran dos querellas criminales más por parte de familiares y empleados de algunas residencias de los grupos Ballesol y Domus-VI en toda la Comunidad de Madrid.

Díaz Ayuso, al principio de la crisis por el coronavirus, colocó al frente de las residencias a personas vinculadas al PP

Hay que recordar que en la última entrevista publicada de la propia Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid reconocía, en unas declaraciones acompañadas con unas fotografías que han causado mucha polémica por la imagen de viuda de la presidenta, que hubo personas contagiadas en las residencias de ancianos que no fueron trasladadas a ningún centro hospitalario por la certeza por parte de los trabajadores de que iban a fallecer.

A todo pasado y en frío, Díaz Ayuso mantiene que no puede cuestionar unos criterios sanitarios y/o técnicos que señalan que si una persona va a fallecer de igual modo, es mejor no trasladarla.

Desde que se inició la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, los centros de mayores se han convertido en el mayor foco de contagio y de riesgo. Cuando se inició la crisis, la gestión de las residencias estaban bajo el mando de Alberto Reyero (Ciudadanos), consejero de Políticas de Ámbito social. Pero, Díaz Ayuso decidió apartarlo, tras aprobar un decreto y puso al frente a las consejerías de Interior y de Sanidad, ambas bajo el control de políticos del Partido Popular, bajo una especie de “mando único”.

En su momento, el propio Reyero criticó muy duramente que no se hubieran medicalizado todas y cada una de las residencias que hay en la Comunidad de Madrid, a pesar de que se estaba llevando a cabo un importante repliegue en varios hospitales. Ruiz Escudero, ante estas acusaciones, le acusó de un completo desconocimiento sobre el tema. Alberto Reyero no se calló y también denunció que no entendía el hecho de que el SAMUR se desplace a Castilla y León y no se emplee este recurso para reforzar la plantilla de los residencias de mayores de la Comunidad. En clara referencia a que la Comunidad de Madrid estaba enviando a estos trabajadores a otras regiones cuando eran muy necesarios en las residencias.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!