Un sistema estelar de tres planetas con similares dimensiones a la Tierra, ha sido hallado a una distancia de 12 años luz de nuestro planeta, donde se evidenció la existencia de uno de ellos en la llamada “zona habitable”, o sea, girando alrededor de su estrella a una distancia prudencial, de manera que el calor posibilite la presencia de agua líquida.

La estrella donde orbitan estos planetas es la enana roja GJ 1061, que como su nombre lo indica, es una estrella diminuta y relativamente fría. Por ser menos activa, deja más probabilidades para el desarrollo de la vida a su lado.

El GJ 1061d es potencialmente habitable

Este planeta que lleva su nombre por su estrella regente, está unido al misterioso grupo de tres planetas, tal vez mundos habitables, en órbitas ceñidas en torno a diminutas estrellas llamadas enanas rojas, en nuestra vía láctea.

Tienen una masa cercana a 1,7 veces el volumen terrestre, y su corteza es posiblemente rocosa. Al hallarse adentro de la zona habitable, con una superficie rocosa y una atmósfera apropiada, podría alojar agua, aparte de que su clima sería probablemente templado.

Es como imaginarse una versión aumentada de la tierra. La energía que ese planeta percibe de su estrella es similar a lo que la Tierra y Marte les llega del Sol.

Estos novedosos nuevos planetas fueron revelados por el procedimiento de velocidad radial, un método que usa pequeños bamboleos en alrededor de una estrella para revelar la existencia gravitacional de exoplanetas.

Colaboración de puntos rojos

El hallazgo de este nuevo sistema planetario, donde los otros dos planetas superan también en tamaño a la Tierra, es parte de una operación científica inédita denominada colaboración de «Puntos rojos», los cuales son estrellas enanas rojas adentro de una distancia de 16 años luz de la Tierra.

Vale destacar que el famoso astrónomo Carl Sagan describió a nuestro planeta como un «punto azul pálido».

El enfocar los Puntos Rojos —estudiar una estrella a la vez— ha permitido otras revelaciones apasionantes, incluyendo el de un planeta probablemente rocoso, que orbita en nuestro vecino estelar más próximo, Proxima Centauri (estrella enana roja).

El planeta GJ 1061d es el más exterior de los tres hallados en este sistema. Eso aún lo sitúa en una órbita muy incómoda: Solo de 12 a 13 días tarda un año en ese mundo, una vez se encuentre en torno a la estrella.

Para la fecha la ciencia reconoce 33 planetas probablemente habitables, repartidos en 15 sistemas solares, que se posicionan a menos de 16 años luz de la Tierra. GJ 1061d fue hallado por un equipo internacional de astronomía, que usó el espectrógrafo HARPS adosado al telescopio del Observatorio Europeo Austral en La Silla, en Chile.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!