Habiendo transcurrido más de dos años de haberle aplicado una renovación de células madre y de suspender el tratamiento con antirretrovirales, los científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de España, declaran curado a Adam Castillejo, venezolano de 40 años de edad.

Este paciente, quien reside en la capital de Inglaterra, fue diagnosticado seropositivo para el año 2003, a la edad de 23 años, pero más tarde, en el 2011, se le diagnostica un linfoma avanzado. Bajo este panorama médico fue sometido a diversas terapias de vanguardia que han dado sus frutos, las cuales lo convierten en el segundo caso curado en el mundo, luego de Timothy Brown, estadounidense residenciado en Berlín.

El expediente médico de Castillejo, el cual fue divulgado por una publicación especializada sobre el SIDA, denominada The Lancet HIV, concuerda con el de otro enfermo en la ciudad de Düsseldorf en Alemania, el cual se encuentra en período de remisión a largo plazo del virus, por lo que es candidato a una posible sanación, que lo convertiría en la tercera persona, a nivel mundial, en curarse del VIH.

Trasplante de células madre

A Adam Castillejo, siendo portador del VIH, se le diagnosticó un Linfoma de Hodgkin. Es por ello que, en el año 2016 se le practicó reemplazo de células madre con una transformación denominada CCR5 Delta 32, la cual frena el ingreso del virus a las células diana del VIH, que son los linfocitos T CD4.

Luego de un año y cuatro meses, los especialistas retiraron la medicación antirretroviral, y para el año 2019 la revista Nature divulgó un artículo donde se explicaba que llevaba año y medio sin haberse revelado el virus en su torrente sanguíneo, lo que transformaba el caso en el número dos de "remisión a largo plazo".

Este tratamiento avanzado se le aplica al referido paciente, mediante un trasplante de médula ósea para atacar la Leucemia que padecía.

Los expedientes médicos de Londres y el de la ciudad de Düsseldorf son sometidos a un riguroso estudio entre el científico del IrsiCaixa, Javier Martínez-Picado, y el University Medical Center de Utrecht (Holanda); que pretende entender el rol del trasplante de células madre en la sanación de la infección producida por el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida.

Tiempo en remisión a largo plazo

A juicio del coordinador Martínez-Picado, los galenos distinguen muy bien las nociones de curación y remisión a largo plazo, en relación del tiempo que ha pasado sin brote viral, a partir de la suspensión de los medicamentos antirretrovirales.

En este sentido, el científico aclara que se insistió en no emplear el término “cura” o “curación” cuando se divulgó inicialmente este caso de Londres, si bien, el año y medio que había transcurrido sin presencia del virus, fomentaban el optimismo; pues no se tenía un paréntesis tan prolongado desde el caso de Berlín. Enfatizó Martínez-Picado que necesitaban ser discretos para no crear falsas esperanzas.

El virus se mantiene imperceptible en sangre y sin capacidad infecciosa

Ya con dos años y cinco meses luego de haberse paralizado el tratamiento, el virus permanece inapreciable en la sangre, en el líquido cerebro-espinal, en el intestino y la esperma; con rangos muy bajos de genoma de VIH en tejidos linfoides, sin embargo, es un elemento genético dañado que no posee capacidad para replicarse ni de infectar.

De acuerdo a Martínez-Picado, el hecho de que, en el paciente de Berlín, igualmente se revelaban vestigios fosilizados de ADN viral sin capacidad infecciosa, avala la tesis de que es el segundo caso de sanación a nivel mundial. Con el tiempo de atenuado del virus, los científicos confirman la sanación, la cual se convierte en la segunda en el mundo, después del caso de Berlín.

Posible tercera curación

En cuanto al paciente de Düsseldorf, se tiene que es masculino de 50 años con diagnóstico de VIH, el cual recibió en febrero del año 2013 un reemplazo de células madre con transformación CCR5 Delta 32, para atacar una leucemia mieloide aguda.

Los galenos pararon la medicación antirretroviral, en noviembre del año 2018; catorce meses más tarde continúa sin retornar el virus.

Estudios de laboratorio revelan trazas de ADN del virus en nódulos linfáticos y tracto gastrointestinal, si bien no tienen poder infeccioso. De acuerdo a los especialistas, estos resultados se corresponden con una remisión mantenida del VIH; cosa que lo convierte en el tercer caso del mundo. Regularmente, cuando personas infectadas con el VIH paran el tratamiento, el virus vuelve a brotar en el transcurso de las primeras cuatro semanas.

Células invulnerables al VIH

La ausencia de rebrote en estos cuadros médicos, es motivado a que las células del que hace la donación son resistentes al virus, de acuerdo a los especialistas, y a la par que van sustituyendo las células del receptor después del trasplante, reducen las probabilidades de infección del virus, que termina eliminándose.

Aún con el éxito alcanzado, el doctor Martínez-Picado ha señalado que todavía hay obstáculo por superar, previo a que la edición genética del receptor CCR5, pueda ser utilizada como alternativa de cura escalable para todo infectado con el VIH.

Finalmente, el especialista señala que el trasplante es una técnica médica de alto riesgo, y solamente se emplea en pacientes con una patología que no pueda atacarse con otro tipo de terapias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!