El nombre de Galileo Galilei es conocido en el mundo científico gracias a la teoría heliocéntrica, a su juicio inquisitorial y por su experimento de caída libre de dos cuerpos con una composición diferente, y así medir su llegada a la tierra. Lo que la comunidad científica desconocía hasta ahora y ha podido comprobar no es otra cosa que la universalidad de la caída libre, según ha señalado recientemente la revista Nature. El descubrimiento no tendría nada de novedoso, de no ser por una particularidad, y es que el experimento logró duplicarse a 4,200 años luz de la Tierra, con un conjunto cuerpos estelares.

La noticia se dio a conocer en distintos portales científicos, donde además se señalaba una particularidad: según el experimento de Galileo la gravedad está vinculada de manera muy estrecha a la aceleración de un cuerpo, lo que significa que, si dos objetos con una masa diferente se dejan caer, estos llegarán de un punto A hasta el B al mismo tiempo. Este principio sirvió de fundamento para la teoría de la relatividad de Einstein, y fue la base para la investigación del Instituto de Radioastronomía de Holanda (ASTRON), reseñada por la revista Nature.

Una teoría en caída libre

El estudio tomó como punto de partida un conjunto de estrellas denominado PSR J0337+1715, el cual fue descubierto en el año 2014. Si el equipo seguía al pie de la letra el experimento de Galileo y el planteamiento de Einstein se enfrentaba a dos posibles consecuencias debido al resultado.La primera establecía que si el primer cuerpo celeste, una estrella de neutrones y los dos cuerpos subsiguientes, conformados por dos enanas blancas cayeran libremente, podría originar una deformación en su órbita interior.

La segunda consecuencia, en la que derivó el resultado final, por el contrario, establece que no solo no se produciría esta deformación, sino que, además, validará la universalidad del principio de caída libre, y con él, la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Y una vez más, la ciencia demuestra que Einstein tenía razón.

Comprobando una teoría en las estrellas

Antes, la teoría de Einstein habría sido verificada por el grupo Eot-Wash, por el satélite francés Microscope y ahora nuevamente por el ASTRO holandés.

Con más de cuatro años de diferencia entre cada observación, en todas y cada una se ha comprobado la validez de la teoría de la relatividad aplicando el principio de caída libre. Sin embargo, esto no significa que teorías alternas a la de la relatividad, como la propuesta por Erik Verlinde, e incluso la teoría de cuerdas no carecerán de validez necesariamente, pero sí serían más difíciles de comprobar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más