Se montó mucho revuelo cuando denominaron a Plutón “planeta enano” y dejó de enseñarse en clase como un planeta más de la lista del Sistema Solar. Desde 2006. sin embargo, a nivel popular Plutón parece que poco más ha llamado la atención. Y eso que, en una serie tan popular como 'The Big Bang Theory [VIDEO]', han hablado de la última misión de la Nasa a los confines del Sistema.

Tres años después de la última misión al lejano planeta enano, las sorpresas y los estudios sobre él siguen apareciendo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Arqueología

Y las sorpresas se suceden entre los científicos. Ojalá lleguen al gran público.

Jugando a sacar fotos a Plutón de cerca y de lejos

Plutón está lejísimo y hasta la misión New Horizons se hablaba sobre él con escasísimos datos.

Con el paso de la sonda homónima, los datos comenzaron a dibujar un planeta enano con unas características curiosas. Datos que, a día de hoy, siguen estudiándose por grupos de científicos y que nos muestran un planeta activo geológicamente, con una superficie donde alternan valles y montañas, con una atmósfera insospechadamente alta (unos 130 km de altitud) y la existencia de dunas.

Todo esto puede apreciarse gracias a las fotos en alta resolución y a la cercanía de la sonda que sobrevoló Plutón en el 2015. Hasta entonces solo fotos que mostraban un desdibujado círculo azulado era todo lo que podía conseguirse desde Tierra. Ahora disponemos hasta de representaciones en vídeo realizadas en base a las fotos recibidas.

Un planeta activo

No todo está claro, pero sí hay material para exponer nuevas teorías acerca de la formación de Plutón y cuerpos similares.

También se ha creado debate acerca de su evolución planetaria. Donde hay consenso es en señalar la actividad plutoniana. Un par de montañas, de 4 y 6 km de altura, dan a entender que el planeta está activo geológicamente, que existen corrientes de convección tectónica y que la presencia de viento es más importante de lo que se creía.

Es gracias a este último que se han podido formar dunas. Esta es una de los sorpresas que llevan a grupos de científicos a estudios concretos. Uno de estos grupos está liderado por Matt Telfer, profesor de Geografía Física de la Universidad de Plymouth, quien ha publicado un artículo en Science hablando de las dunas plutónicas, seguramente formadas por nitrógeno o metano congelados, que aparecen cercanas a cordilleras montañosas, al borde de una gran planicie helada, conocida como Sputnik. El viento no debe ser muy rápido (del orden de unos 40 km/h), pero, combinado con el escaso calor solar, arrastra las suficientes partículas como para amontonarlas en dunas.

Alexander G. Hayes, profesor de Astronomía de la Universidad de Cornell, también escribió en Science, llamando la atención sobre lo tenue que es la atmósfera de Plutón.

Otro aspecto interesante es la composición interna del planeta y la posibilidad de una capa de agua bajo la superficie. Hay quien dice que algunas elevaciones podrían ser volcanes activos que liberan esa agua en la superficie, quedando congelada al instante y formando elevaciones sobre las que se posa el metano helado, característico del resto de la superficie.

La atmósfera sigue llamando la atención por su altura, bajísima presión y temperatura. Sin embargo, parece contener hidrocarburos en suspensión, fruto de la propia actividad planetaria. La sonda sigue alejándose de Plutón, pero la NASA [VIDEO] todavía nos depara nuevos datos y sorpresas.