"Sigue creciendo en números absolutos la prevalencia de sobrepeso y #Obesidad en todo el mundo". Esta frase representa, insistentemente, la primera línea de prácticamente casi todos los informes relacionados al tema de la obesidad. Y una vez más, ahora bien, de forma más robusta, un reciente estudio publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM), con el respaldo financiero de la Fundación de Bill y Melinda Gates, nos ha brindado nuevamente la ya conocida información de que el número de afectados por la pandemia metabólica de la obesidad sigue aumentando, aunque en muchos países ya se ha empezado el desarrollo de programas con la intención de disminuir esta tendencia.

Anuncios
Anuncios

El doble de niños obesos desde 1980

En concreto, se sabe que en 2015 el mundo contaba con poco más de 7 mil millones de personas y, de estas, cerca de 700 millones estaban obesas. Sin embargo, el dato que llama más la atención es que en 70 países, desde los años de 1980, la prevalencia de obesidad ha doblado, sobre todo en niños. Además, desde siempre se sabe que el aumento de peso conlleva no solo una carga de enfermedad que es mortal, sino también altos costes gubernamentales, así como baja alto estima y por consiguiente baja productividad laboral.

¿Cuál es la carga del exceso de peso en la mortalidad y en la discapacidad?

La contribución en porcentaje de las principales causas de muerte dependientes exclusivamente de la obesidad y del #sobrepeso, sin considerar otros factores asociados, para el de año de 2015, fueron:

  • Enfermedades cardiovasculares: 70%
  • Diabetes Mellitus: 14%
  • Enfermedad Renal Crónica: < 10%
  • Cáncer: < 10%
  • Muerte por todas las causas: 7,1%
  • Discapacidad general (años de vida perdidos): 4,9%

¿Qué políticas deberían adoptar los países obtener mejorías en sus resultados?

  • Restricción de la publicidad de alimentos no saludables a los niños
  • Disminución de la disponibilidad, del acceso y de la asequibilidad de alimentos considerados muy calóricos
  • Promoción de la práctica de actividades físicas diarias
  • Tasación para la compra y para el consumo de comidas consideradas no saludables o de alto valor calórico
  • Implementación de incentivos fiscales para la producción de productos considerados saludables y de bajo valor calórico

Sin embargo, muchos científicos y expertos todavía vislumbran esas medidas como algo utópicas.

Anuncios

Y en realidad no se puede decir hoy en día sí ellas son resolutivas o no, pues son escasos los estudios que pudieron comprobar la eficacia de estas políticas. Hasta aquí lo que se puede confirmar es que "sigue creciendo la prevalencia de obesidad y sobrepeso en todo el mundo..." #Pandemia