Se complica el inicio de clases en la provincia de Buenos Aires y otros distritos argentinos debido al paro docente de los primeros días de clase en reclamo de mejores condiciones salariales. La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, planteó un aumento del 18% alegando que la inflación del 2017 sería de un porcentaje similar, algo que se contrapone con el 41% que existió en 2016. Ante la pérdida de poder adquisitivo del año anterior, ya que el aumento había sido solo de un 35% para un maestro recién ingresante, los docentes rechazaron la propuesta.

El gobierno bonaerense propuso un aumento que tuviera como piso al 18% pero que se fuera revisando trimestralmente para actualizarlo según la inflación, el cual se daría en 4 cuotas.

Anuncios
Anuncios

Esta propuesta tampoco implicaba una recuperación salarial según lo perdido el año anterior. En un intento desesperado por frenar el paro, el gobierno propuso una “suma no remunerativa” por única vez de 800 pesos. Este importe, en negro, fue considerado como un soborno por parte de los gremios docentes.

La tensión entre el gobierno provincial y los gremios docentes se fue agravando con el paso de los días. Vidal se sumó a una campaña de redes sociales solicitando voluntarios docentes y solicitó 60 mil personas para dar apoyo escolar durante los días de paro. La propuesta fue muy criticada, principalmente por los docentes, pero incluso el Ministro de #Educación Nacional, Estaban Bullrich, sostuvo que “a un docente no se lo reemplaza con un voluntario”.

Hoy en día los docentes deben tener un título profesional y además completar un curso de formación docente, los cuales les dan las herramientas didácticas y pedagógicas necesarias para brindar sus conocimientos frente a un aula.

Anuncios

Los voluntarios no tienen este tipo de formación por lo que no están capacitados ni siquiera para dar apoyo escolar.

La gobernadora propuso descontarles los días de paros, además de imponerles sanciones y multas a los sindicatos. Cabe destacar que en la provincia regía la conciliación obligatoria, impuesta por el mismo gobierno provincial, que obliga a los docentes a presentarse a trabajar aceptando la propuesta provincial. Sin embargo, el Poder Judicial frenó esta medida y además instó a Vidal a devolver el dinero descontado a los docentes por el paro del año anterior.

El Presidente Mauricio Macri se sumó al conflicto. Roberto Baradel, Secretario General del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) recibió amenazas contra sus hijos: “Da marcha atrás con el paro antes del lunes o uno de tus hijos va a aparecer muerto”. Por esta razón Baradel pidió custodia a la policía federal para sus hijos pero Macri le respondió en la apertura de las sesiones legislativas donde aseguró que Baradel no necesitaba que nadie lo cuide.

Anuncios

El periodismo en muchos casos también tomó partido, generalmente para criticar el paro docente. Por ejemplo, el periodista Nicolás Wiñazki cruzó a Baradel acusándolo de no ser docente, quien ya desmintió esta información mostrando documentos que prueban que se recibió como abogado, obtuvo un post título docente. Además también hay registros de que fue preceptor y encargado de apoyo pedagógico. También fue profesor de algunos talleres en una escuela.

Para tener una buena educación es necesario invertir en profesionales que eduquen a los alumnos, pero con sueldos bajos y con algunos conceptos informales, la situación se agrava llegando a situaciones extremas como ésta. #argentina #Trabajo