La rosa mosqueta es un tipo de rosas silvestres nativas de América del Sur, específicamente de Chile. Des esta maravillosa planta rosa mosqueta se extrae el aceite más valioso de las mujeres por sus propiedades regeneradoras de la piel.

Es un aceite rico en carotenoides, vitamina A y con altas concentraciones de vitamina C y ácidos grasos esenciales (AGE). Estas sustancias hacen que el aceite de rosa mosqueta sea capaz de regenerar y rejuvenecer la piel. Los ácidos grasos tienen el poder de retener la humedad de la propia piel y mantenerla elástica y hermosa.

Los AGE, de hecho, no pueden ser producidos por el cuerpo y por lo tanto deben ser absorbidos por la piel mediante cremas o bien administrarlos por vía oral con suplementos especiales.

Anuncios
Anuncios

El aceite de rosa mosqueta aceite se absorbe fácilmente, no deja residuos y es muy eficaz en los casos de picazón cuando la piel está seca a causa de una mala nutrición, el daño ambiental, alergias en la piel o la exposición a sustancias químicas.

No olvidemos también su contenido en vitamina C que ayuda a regenerar la piel y la vitamina A a repararla. Es todo un elixir para la verdadera juventud eterna aunque no sólo tiene fines estéticos y de belleza sino que también se usa para tratar problemas como la psoriasis, eczema y rosácea.

Además ayuda a relajar la piel cansada. Lo único malo es su precio y la tendencia a ser un poco comedogénico. Las personas que tienen la piel acneica o exceso de grasa mejor que eviten el uso de este aceite.

Por lo general, el aceite se aplica directamente sobre la piel de la cara o el cuerpo para suavizar cicatrices, estrías y quemaduras.

Anuncios

De hecho es un ingrediente esencial de muchas cremas para la cara y el cuerpo.

El aceite debe ser aplicado 3 veces al día y mediante masajes en la piel para que penetre en profundidad. Se diferencia de otros aceites para la piel porque no actúa superficialmente sino en profundidad y tiene una acción de reparación real.

Incluso sirve para tratar las manchas producidas por la exposición excesiva al sol que hace que la piel concentre causando hiperpigmentación con la formación de manchas antiestéticas. El aceite de rosa mosqueta se ha demostrado que ayuda a reducir significativamente estas manchas y mejora el tono y color de la piel.

Así pues, el aceite de rosa mosqueta es un potente hidratante, reparador y revitalizador de la piel y también protege la piel de los daños causados ​​por la contaminación,el clima y el sol. #Medicina natural #Calidad de vida #Mujer