La arcilla azul es un remedio natural que se utiliza principalmente para el cuidado del cuerpo, la cara y el pelo. La arcilla azul también se conoce como Rapan. Sus usos tradicionales se refieren al tratamiento de la inflamación y la piel. Hoy veremos todos sus demás usos.

Propiedades y beneficios

En general, las arcillas contienen oligoelementos importantes, plata, oro, hierro, mercurio, plomo, cobre y estaño. Estas cantidades "homeopáticas" de metales  se convierten en preciosos también para el bienestar y no sólo debido a su naturaleza.

La arcilla azul se utiliza principalmente para el cuidado de la piel del cuerpo. Está indicada, por ejemplo, para la preparación de cataplasmas para la celulitis y para regularizar el sebo, en particular en las zonas del cuerpo que pueden ser afectadas como el acné por la presencia de la piel grasa (como la espalda y los hombros).

También se utiliza para hacer mascarillas faciales especiales, indicadas sobretodo para las pieles porosas y muy resistentes.

Además absorbe los olores que con el tiempo se forman en el refrigerador o en el sótano. Sólo necesitamos echar un vaso lleno de arcilla en los puntos conflictivos.

Cabello y ojos

¿Padeces de cabello con caspa? No más problemas con la arcilla azul, ya que es un poderoso anti-caspa natural. Se puede verter una cucharadita de arcilla azul en un vaso, dejar que se asiente en el fondo, filtrar y usar el líquido resultante para dar masajes en el cuero cabelludo. Después de varias aplicaciones te darás cuenta de que sus excelentes resultados.

También se usa para tratar las inflamaciones oculares tales como la conjuntivitis. Sólo necesitas hacer compresas y bañar los ojos directamente con la arcilla.

Vídeos destacados del día

Sólo necesitas hacer lo mismo para el cabello haciendo que se asiente en el fondo de un vaso y filtrarlo.

Encías

Sangrado de las encías y dolor gingival son algunos de los problemas más comunes y molestos del hombre. Antes de enfrentarse al dentista puedes ver si se puede resolver el problema utilizando el remedio natural de arcilla azul.

Prepara unas compresas para las encías con una cucharadita de arcilla azul y añadiendo unas gotas de agua. Sitúalas suavemente sobre las encías. Mantener la mezcla cremosa obtenida con la arcilla y repetir el proceso durante unos días.

Los resultados deben ser visibles ya después de un par de días. Si el problema persiste, consulta a tu dentista para cualquier diagnósticos diferentes.