La fruta es un alimento necesario, se debe comer diariamente, y si lo combinamos con dulce, más fácil se nos hace comerlas. Por eso, hoy os traemos dos recetas de frutas rellenas: Melocotones rellenos y Manzanas rellenas de chocolate.


Melocotones rellenos:


Ingredientes


150 gramos de mantequilla
8 mitades de melocotones en almíbar
2 cucharas soperas de azúcar
75 gramos de almendras (que sean tostadas)
1 huevo


Elaboración


Cogemos un cuenco y batimos 100 gramos de la mantequilla, las dos cucharadas de azúcar y solo la yema del huevo. Remover hasta que se forme una crema.
Picar muy bien las almendras, procurar que no se haga polvo, que queden trozos, y añadir a la mezcla anterior.
Coger los medios melocotones y rellenarlos con la crema, colocar en una fuente (previamente engrasada con mantequilla). Asar los melocotones durante 15 minutos, hasta que estén blanditos.
Cuando queden tiernos, sacar del horno y dejarlos enfriar. Para servir se pueden decorar con nata montada


Manzanas rellenas de chocolate:


Ingredientes


50 gramos de mantequilla
4 manzanas (que sean rojas)
30 gramos de chocolate para fundir
4 mostachones
1 huevo
1 cuchara sopera de azúcar
1 limón
4 cucharadas de mermelada (a ser posible de albaricoque)


Elaboración


Primero de todo, desmigar los mostachones. Una vez desmigados, fundir el chocolate y mezclarlos. Añadir la ralladura del limón, la cucharada de azúcar, 25 gramos de mantequilla (previamente fundida y que aún esté caliente).
Se incorpora a la mezcla solo la yema del huevo. Batir muy bien.
A continuación, pelar las manzanas, cortar verticalmente y sacar el corazón y las semillas de cada mitad de manzana.
Con los 25 gramos de mantequilla sobrante de engrasa una fuente para horno. Rellenar cada mitad de manzana con la crema de chocolate anteriormente hecha y se colocan en la fuente de horno. No hay que olvidarse de taparlas con papel de aluminio antes de introducir al horno. Una vez tapadas de meten al horno unos 30 minutos a temperatura moderada, hasta que cuezan.
Si las manzanas ya están listas, quitamos el papel de aluminio que pusimos por encima y les echamos la mermelada (previamente mezclada en un chorrito de agua a fuego bajo)
Volvemos a tapar con el papel de aluminio e introducimos otra vez las manzanas con la mermelada al horno. Esta vez el horno debe estar apagado, pero seguir caliente. Dejar dentro hasta que el horno se haya enfriado.


#Facebook #Google #Cocina