Anuncios
Anuncios

El primer coche del mundo que funciona con un biocombustible hecho a partir de residuos de la producción de whisky ha completado con éxito su primera prueba. ¿Qué automóvil se ha usado para realizar la prueba? Obviamente, un Focus. Y el combustible es el biobutanol.

Si los autos fueran sometidos a pruebas de conducción en estado de ebriedad, este sin duda daría positivo. Un grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo ha decidido reemplazar la gasolina normal y el diesel por la bebida más excelente de Escocia: el whisky. Para alimentar el automóvil, los científicos de Edimburgo han desarrollado un nuevo tipo de combustible, llamado biobutanol, obtenido de la producción tradicional de esta bebida alcohólica.

Anuncios

¿Cómo se obtiene el biobutanol?

Este compuesto se forma a partir de desechos del proceso de fusión (llamado draff) y de un líquido que sale de la primera destilación (pot ale). El nuevo "carburate alcóholico" nace de la colaboración entre Celtic Renewables Ltd, una empresa derivada de la Universidad de Edimburgo Napier, y Tullibardine Distillery, una destilería de Perthshire.

"Lo que hemos desarrollado ha sido un proceso para combinar diferentes partes de los residuos resultantes de los desechos de la producción de whisky. A través del proceso de fermentación ABE (acetona, butanol, etanol), el químico se llama biobutanol ", dijo Martin Tangney, presidente de Celtic Renewables.

¿Habrá que cambiar los motores de los coches actuales?

Pero no nos alarmemos que eso no significa que se deban cambiar los motores de todos los coches.

Anuncios

Para satisfacer a los investigadores escoceses, existe la posibilidad de utilizar biobutanol sin la necesidad de realizar ningún cambio en los motores. En la primera prueba de conducción que se ha hecho, los investigadores han usado un Ford Focus común, sin hacer retoques en el motor. Además, el biobutanol es un producto fácil de producir ya que solo con la industria del whisky ya se producen 750,000 toneladas de draff y dos billones de litros de pot ale en Escocia. Una cantidad de residuos que Tangney ha calificado como "inútiles en la industria del whisky".

Gastos y beneficios

Celtic Renewables recibió recientemente una subvención pública de 9 millones de libras esterlinas para construir una planta comercial de biobutanol que debería estar en pleno funcionamiento para 2019. Los científicos que participan en el proyecto creen que sus biocombustibles de whisky tienen un enorme potencial y podrían crear un nuevo sector económico para Escocia con beneficios de más de 100 millones de libras esterlinas.

Anuncios

Pero el nuevo biocombustible no solo podría generar un gran volumen de dinero, sino también cambiar nuestra relación con las energías limpias.

Según afirma Celtic Renewables, si todos los principales productores de esta conocida bebida se comprometieran con la producción de biobutanol, podríamos encontrarnos frente a una alternativa eficiente y económica a la gasolina y el diesel.

¡Esta es una buena noticia! Si queréis leer más noticias que os alegren el día, ahora podéis suscribiros gratuitamente al canal de Noticias positivas de Blasting News. #medioambiente #Emprendedores #Noticias positivas