La madre de Asunta Basterra, la abogada Rosario Porto, fue encontrada sin vida en su celda. En el recuento matinal de reclusas, ella no dio el presente y los funcionarios se dirigieron a su celda, donde se encontraron con el sombrío escenario: Rosario Porto se había ahorcado. Los funcionarios de la cárcel de Brieva, en Ávila, donde estaba alojada, llamaron prontamente a los servicios de emergencias e intentaron las maniobras de resucitación, pero los resultados fueron infructuosos y tuvieron que certificar el deceso de la reclusa.

Rosario Porto estaba alojada en la cárcel de Brieva

La celda que ocupaba Rosario Porto estaba cuidadosamente limpia y ordenada, lo que hace pensar a las autoridades carcelarias de que se trató de un acto premeditado, de un suicidio.

Pero, ‘hasta que no se conozca el resultado de la autopsia, no podemos dar más detalles del fallecimiento’ dijo en un comunicado Instituciones Penitenciarias y han abierto un expediente de investigación para esclarecer el deceso. No era la primera vez que la madre de Asunta Basterra intentaba quitarse la vida: ya había tenido al menos tres tentativas. La mujer cumplía 18 años de prisión por el asesinato de su hija Asunta Basterra. Un hecho que conmocionó España y ocupó horas de Televisión y sábanas de papel de diario en 2013 a partir del hallazgo de la niña de 12 años tirada en una cuneta de un camino del municipio de Teo, cerca de Santiago de Compostela.

Al igual que su marido cumplía una condena de 18 años

Asunta Basterra era una niña de origen chino que había sido adoptada cuando tenía un año por el matrimonio del periodista Alfonso Basterra Camporro y la abogada Rosario Porto Ortega.

El 21 de septiembre, los padres de la niña denunciaron su desaparición y el cadáver fue encontrado un día después a orillas del camino descampado. La pareja fue detenida, sospechosa de la muerte de su hija y tras el proceso, tanto Rosario como Alfonso, fueron condenados a 18 años de encierro por haber elaborado un macabro plan conjunto para sedar, anular la voluntad y asfixiar a la niña.

La abogada ya había intentado en otras oportunidades quitarse la vida

Rosario Porto ya había cumplido 7 años de su condena y había transitado por tres instituciones: A Lama, en Pontevedra; Teixeiro, en A Coruña, y Brieva, Ávila. En todas las prisiones donde estuvo alojada debieron intensificar con ella en particular los protocolos antisuicidios por sus reiterados intentos.

En una oportunidad, terminó internada por autolesionarse y en otra consumió en exceso una medicación que tomaba regularmente. En 2018, intentó colgarse de la ducha con un cordón y fue ella misma quien llamó a la reclusa acompañante para ser socorrida. En esta, y última, oportunidad habría utilizado un cinturón. La madre adoptiva y asesina de la niña Asunta Basterra dejó de existir a las 11 horas del miércoles 18 de noviembre, según certificaron las autoridades de la cárcel de Brieva y ya se avisó a los familiares del deceso.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!