Los municipios de Barcelona como, Esplugues y Sant Just y el barrio de Pedralbes, son conocidos por la seguridad de sus calles, pero en los últimos meses y debido al bajo nivel de turismo, son el foco de actos delictivos como hurtos. Vecinos y entidades de la zona se mantienen alerta ante ataques, especialmente en los colegios de la zona.

En la ciudad se encuentran algunas de las escuelas más elitistas y pudientes, entre ellas La Miranda, Sant Peter's, American School, el Liceo Francés y el Colegio Alemán. Dichas escuelas son los centros educativos de los hijos de millonarios y celebridades como Shakira y Piqué, otros famosos y empresarios que buscaban tranquilidad; no obstante, debido a la pandemia, la situación ha cambiado.

La ausencia de turistas ha convertido a los habitantes de estos sectores en el mayor foco para muchos delincuentes. Jordi Rodríguez, portavoz del sindicado de agentes de policía local, ha asegurado que la situación se ha agravado, ya que antes los turistas eran las víctimas de los carteristas y ahora ya apenas se ven por la capital catalana. Asimismo, comentó que todo aquel que lleve consigo algún objeto de valor, será susceptible de sufrir un robo.

La alerta del director de un colegio ante la delincuencia

El director responsable de uno de los colegios de la zona envió un comunicado el pasado viernes para alertar a todos los padres sobre una situación delictiva que se desarrolló cercana al centro de estudios. El director especificó en el aviso que se trataba de un grupo de jóvenes que abordan a los estudiantes, los golpean, amenazan y roban.

La situación fue denunciada por los padres de un estudiante a la policía, ya que le arrebataron el portátil y el teléfono móvil. Destacando la importancia de lo ocurrido, el colegio se comunicó con las autoridades para plantear su preocupación al respecto.

La explicación de la policía

La policía expuso al colegio que hay varios grupos de carteristas en el sector, su modus operandi consiste en seleccionar a los estudiantes como las víctimas debido al poco tránsito de turistas.

A su vez, también los centros comerciales se han visto afectados por hurtos, ya que los estudiantes de secundaria suelen reunirse en ellos.

Entre los centros comerciales con mayores niveles de robos se encuentra Finestrelles. La policía subrayó que no es común que los carteristas utilicen armas en este tipo de situaciones. El sector en el que aparentemente se ha puesto el foco destaca por residir en viviendas con un costo no menor al millón de euros y suelen utilizar sus coches para salir y entrar de las urbanizaciones; sin embargo, los más pequeños suelen caminar hasta sus colegios.

Piden más presencia policial

Los residentes de la zona han solicitado a la policía una mayor presencia en las calles, ya que lo que está sucediendo es 'motivo de preocupación'. Se recomienda a los estudiantes que caminen en grupos o parejas y se mantengan alerta en todo momento ante las personas a su alrededor y el lugar donde caminan.

Los actos delictivos en las zonas más pudientes de Barcelona, y por ende de España, comenzaron a incrementarse en el mes de septiembre, cuando se inició la fase de desescalada ante el COVID-19. Las escuelas de danza también son objetivo de estos grupos de delincuentes, la mayoría de las alumnas de una escuela cercana al Colegio Francés han sido víctimas de hurtos.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!