Tres tuiteros han sido juzgados por el delito de odio luego de que le desearan la muerte a un menor de edad. El niño falleció en el mes de abril de 2017. Los encausados son Eizpea Etxezarraga, Manuel Ollero Cordero y Bryan Eduardo Salinas Luna, por haber realizado comentarios en Twitter a través de los cuales demostraban odio por el niño.

Adrián Hinojosa con 8 años de edad padecía de Cáncer y era un gran aficionado del mundo de las corridas, soñaba con ser torero. Meses antes de su muerte fue homenajeado en la Plaza de Toros de Valencia, en donde recibió fondos para el tratamiento de su enfermedad.

Luego del evento, muchas personas lo apoyaron y le manifestaron su afecto a través de las redes sociales. Pero así como recibió halagos de miles de personas, también fue criticado por estas tres personas que hoy, están siendo acusadas por un Juzgado de Valencia.

¿Qué críticas recibió Adrian por las redes sociales?

Uno de los comentarios hechos por la hoy acusada Eizpea Etxezarraga, de 35 años, fue desearle la muerte al niño, además de afirmar que eso era lo que le iba a ocurrir. Dijo que el niño quería curarse para matar a seres inocentes que merecían vivir, entonces lo mejor era que muriera el niño.

Luego de esto cerró su cuenta de Twitter ya que recibió muchos comentarios negativos. Asimismo, fue detenida por la Guardia Civil de San Sebastián, tras una fuerte investigación para la localizarla.

La encausada posterior a su detención se negó a rendir declaraciones, y frente al Juez manifestó que ese comentario había sido solo para pocas personas.

Por su parte, el tuitero Bryan Eduardo Salinas, de 21 años, quien es otro de los encausados, indicó en su cuenta, que quien debía morir era la madre Eizpea Etxezarraga. En el caso de Manuel Ollero, se sabe que ha pedido disculpas a los padres de Adrian.

También se encontraron en la red otros comentarios denigrantes pero no pudieron identificarse a los autores.

¿Qué hicieron los padres de Adrian?

Luego de que los padres de Adrian Hinojosa leyeran los comentarios que recibió su hijo de 8 años en las redes, en los cuales se le deseaba la muerte, acudieron ante la Guardia Civil y presentaron una denuncia.

También recibieron el apoyo de los toreros.

Al parecer es la primera vez que se realiza un proceso de este tipo en contra de tuiteros por delitos de incitación al odio. La Asociación Nacional de Afectados por Internet y las Nuevas Tecnologías (Anfitec), ha pedido tres años de prisión y una multa de diez meses, por un monto de diez euros de cuota al día, para los procesados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!