Un rumano de 46 años de edad, fue detenido ayer 8 de agosto por la policía española, al ser encontrado culpable de la violación de cinco niñas de entre 5 y 7 años en un pequeño poblado al sur de España. El hombre grababa a sus víctimas durante el acto sexual, para luego subir los videos a una plataforma de pornografía infantil en la “Deep Web”, donde era observada por miles de pederastas de todas partes del mundo.

Atrapado por sus manos

Luego de una intensa y exhaustiva investigación por parte de expertos de la Unidad de Ciberdelincuencia de la Policía, el pederasta pudo ser identificado debido a varios elementos incriminatorios recopilados en los vídeos.

En ningún momento se pudo detectar su rostro, pero por el aspecto del lugar donde ocurrían las violaciones, se trataba de un taller mecánico y con este dato, los sabuesos policiales empezaron a indagar en todos los talleres de mecánica, hasta que consiguieron uno con una lona muy similar en cuanto a color, ubicación y características, que aparecía en los videos.

Luego de una extensa jornada de vigilancia, en la noche pudieron divisar a un hombre adulto entrando y saliendo del recinto: se le dio la voz de alto y los detectives pudieron identificar una serie de tatuajes que el agresor sexual tenía en sus manos, las cuales eran visibles en los vídeos que filmaba. Con todas estas pruebas incriminatorias, no había duda que se trataba del mismo sujeto que aparecía en el video.

Según los integrantes de la Unidad de Ciberdelincuencia, lo más doloroso del caso fue ver a los padres de las victimas tener que identificarlas mientras observaban el vídeo donde sus hijas eran víctimas de este depredador sexual, el cual afortunadamente ya está tras las rejas.

Pornografía infantil en la Deep Web

A pesar de ser catalogado como material ilícito e ilegal, la pornografía infantil es algo muy común de encontrar en la denominada zona oscura del internet. Violaciones, torturas, trata de personas e inclusive venta de órganos de niños, pueden ser encontradas en la “Deep Web”.

Afortunadamente, varios países cuentan con expertos en cibernética e informática al servicio de las fuerzas de seguridad para capturar a todas las personas que practiquen, publiquen o fomenten este tipo de aberraciones en el internet.

Por lo general estos sitios suelen poseer sistemas de seguridad muy difíciles de penetrar o debes ser invitado por un miembro exclusivo. Te recomendamos que medites muy bien si deseas incurrir en esta zona del internet, pues es muy peligrosa si no se navega con las precauciones recomendadas y además puedes ser investigado por la policía.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!