Pep Guardiola [VIDEO] hablo este viernes (10), un día después de que la Asociación de Fútbol (FA) negó un permiso de trabajo al volante Douglas Luiz, que actualmente forma parte del Manchester City. El club inglés envió un informe con derecho a argumentos de Guardiola y Tite para que disputara la Premier League, pero el argumento no convenció a la entidad para proporcionar el permiso de trabajo al brasileño, que probablemente tendrá que ser prestado.

Se respetan las reglas, pero es imposible entender la situación de Douglas Luiz

“Él no consiguió el permiso. Vamos a intentar prestárselo de nuevo y buscar la visa de trabajo.

Es muy difícil entender, ¿sabes? Muy difícil de entender. Las personas que no lo ven entrenando todos los días, juzgan si tiene calidad para jugar aquí. Yo acepto las reglas, pero no entiendo. Cualquier persona en el mundo debería poder trabajar donde él quisiera”, declara el técnico español.

A continuación, el entrenador del Manchester City siguió en su desahogo y cuestionó los criterios utilizados. “Yo y el técnico de Brasil sabemos mucho más del que juzga si un jugador tiene calidad. Estoy muy triste y decepcionado por Douglas, porque él mostró que podría ayudarnos, podría jugar con nosotros, mostró muchas cosas buenas en la pretemporada. Es la razón por la que gastamos tanto dinero en él. Es un jugador con enorme capacidad de jugar con nosotros. De lo contrario, no habríamos invertido tanto”, completa Guardiola.

Sin ningún tipo de explicación

La FA sólo negó el visado sin dar una explicación oficial, diciendo que el jugador no cumplía las condiciones. De acuerdo con la regla, un jugador necesita un mínimo de partidos internacionales con su selección para poder jugar en la liga inglesa (por eso, la participación de Tite). Este número varía de acuerdo con la posición del país en el ranking de la FIFA [VIDEO]. Para selecciones hasta la décima colocación, se debe haber actuado en al menos el 30% de los juegos de los últimos 24 meses.

La pretemporada realizada por el jugador en el último mes dejó a Guardiola convencido de que, ante el fracaso de las contrataciones de Fred y Jorginho, que acabaron firmando con el Manchester United y el Chelsea, respectivamente, la mejor solución era mantener a Douglas en el grupo. Sin embargo, el jueves, el club fue informado de que no podrá actuar.

El proceso para esta próxima temporada es prácticamente irreversible. El City intentará de nuevo para 2019/20. Más actuaciones por el equipo para el que sea prestado y hasta convocatorias podrán estimular una concesión del permiso de trabajo dentro de un año.