De un disparo fue ultimado el comerciante Francisco Cintado, quien era dueño de una joyería en la calle Pedro Neruda, en Carmona. Aún se desconocen las razones que incitaron a los delincuentes a propiciar el crimen, sin embargo, no se descarta la hipótesis de que fue por robo.

El cuerpo fue hallado por una de sus hijas, quien según sus declaraciones a la Guardia Nacional explicó que llevaba varias horas tratando de comunicarse con su padre , al ver que no atendía ni el móvil ni el teléfono fijo de la tienda, comenzó a preocuparse y decidió acercarse hasta el establecimiento.

Al entrar se percató que de algo no andaba bien y fue allí donde encontró el cuerpo de padre amordazado.

De inmediato en medio de la desesperación comenzó a gritar y vecinos de la zona se acercaron y llamaron a las autoridades.

Según la Guardia nacional personas de la comunidad han informado que aproximadamente a las seis de la tarde vieron tres hombres dentro de un coche azul en las puerta de la joyería. Aunque no se pueden hacer acusaciones, los funcionarios tomarán esos datos como prueba para esclarecer el caso.

Los familiares y las autoridades se encuentran a la espera de un reporte forense para saber cuál fue la hora aproximada del deceso para poder unir las pruebas y continuar con las investigaciones.

La Alcaldía emitió un comunicado

El hecho ha desatado una ola de desesperación en los habitantes de la zona, quienes se muestran consternados por la muerte del joyero.

Por otra parte, el Alcalde ,Juan Ávila ha emitido un comunicado para darle tranquilidad a la población.

El alcalde manifestó que cuando se enteró del hecho hizo acto de presencia en el establecimiento y les brindó apoyo a familiares de la víctima y explicó que se ha puesto el caso a disposición de los cuerpos de Seguridad del Estado para que ubiquen a los delincuentes.

Ávila no pudo ocultar su rechazo a tan atroz acto y le indicó a la comunidad carmonense que mantengan la calma. Manifestó la confianza que en corto tiempo van a encontrar con los autores del hecho.

Un hombre trabajador y muy respetado

Los vecinos dieron a conocer parte de la vida del empresario fallecido y se pudo conocer que fue un hombre trabajador y muy respetado en la zona.

Llevaba gran parte de su vida siendo el dueño de la joyería. Además su familia se ha dedicado a trabajar en el sector joyero por varias décadas, siendo propietarios de varios establecimientos en el municipio.

El hombre vivía junto a su esposa y dos hijas, falleció con apenas 60 años dejando un vacío en la comunidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!