Un tiroteo masivo ocurrió el domingo a las 10 pm hora local (4 am en España Peninsular) en el barrio de Riverdale, zona muy concurrida de Greektown, dejando 13 víctimas por arma de fuego del agresor de identidad aún desconocida.

Por su parte, Shawn Staff, comandante adjunto de los servicios de emergencia, ha señalado a medios locales que algunos heridos tienen lesiones de gravedad. No agregó mayor detalle, ya que la unidad de homicidios está ocupada del hecho, por lo que se esperan nuevos detalles próximamente.

Según declaraciones de Mark Saunders, jefe de la Policía de Toronto, una mujer adulta ha fallecido y una pequeña de 9 años se encuentra en estado crítico.

Algunas fuentes informaron que la niña fue herida varias veces por la espalda.

Fuentes policiales han indicado a medios locales que el sospechoso se suicidó, sin embargo, Saunders declaró que había muerto tras un intercambio de disparos con la policía. Además, agregó que a pesar de lamentar la situación está feliz de que no haya policías heridos.

La policía indica que es muy pronto para dar explicaciones detalladas

El sospechoso fue localizado en la calle Bowden, donde se produjo un breve enfrentamiento con la policía logrando huir, pero posteriormente fue localizado muerto en la avenida Danforth. Las investigaciones aún no han arrojado una conclusión acerca de si fue ultimado o se trató de un suicidio. El agente Saunders agregó que la policía no ha descartado ninguna hipótesis.

Sin embargo, algunas fuentes policiales han indicado a medios locales que el sospechoso se había suicidado y que además en algún momento hubo preocupación por la posibilidad de que tuviera explosivos.

Algunos testigos presenciales han grabado y compartido vídeos por Internet. Los medios también han difundido otros en los que se observa caminando por una acera de la avenida Danfourth a un hombre blanco de 29 años con ropa y gorra oscuras, portando una mochila de la cual saca una pistola y empieza a disparar.

Detalles del incidente

Testigos del hecho describen que el hombre inició el ataque en una zona de restaurantes a los que acude mucho público, arremetiendo contra los presentes en al menos dos establecimientos antes de ser abatido por la policía en un intercambio de disparos.

El pánico se sintió entre los presentes al escuchar al menos veinte disparos, quienes corrieron a buscar refugio hasta la llegada de las fuerzas policiales.

Posteriormente, se desplegó en el sitio un gran dispositivo de atención médica y de seguridad. Transeúntes se ocuparon de los heridos, mientras esperaban las ambulancias para su traslado a los hospitales cercanos en donde fueron atendidos, pero aún no se ha dado mayor detalle del estado de los heridos.

Doug Ford, primer ministro de la provincia de Ontario, ha escrito en su cuenta de Twitter un mensaje de aliento a las víctimas y a sus familiares, así como de agradecimiento a las autoridades que las atendieron. Mientras que, John Tory, alcalde de Toronto, se trasladó al lugar de los hechos condenando el ataque en conferencia de prensa ofrecida dos horas después del ataque.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!