En la ciudad estadounidense de Miami Beach, del estado de Florida, este lunes 23 de julio de 2018, un edificio de 13 pisos que iba a ser demolido se desplomó, dejando una persona herida, así lo señala el Departamento de Policía local.

No estaba habitado

Según fuentes oficiales, el edificio que se desplomó, se encontraba ubicado en la Avenida Collins, que es una de las más importantes vías públicas en la parte sur del estado de Florida. Esta avenida de Miami Beach, Florida, transcurre paralela al Océano Atlántico y debe su nombre a John Collins, quien culminó el Puente Collins, el primer puente que unía a Miami Beach, con el resto de Miami, cruzando la Bahía de Biscayne.

En esta zona, se encuentran muchos edificios, de los cuales la mayoría son hoteles históricos de larga data.

El edificio, que en horas de la mañana se desplomó, tenía 13 pisos y afortunadamente, no estaba habitado, ya que tenía permiso para ser demolido, así lo informó el Departamento de Policía de Miami Beach a los medios de comunicación locales y a través de las redes sociales. Así mismo, se dio a conocer, que el edificio había sido construido en el año 1963 y comprado por un desarrollador brasileño, de nombre José Isaac Peres.

Solo hubo un herido

Dado que la edificación no estaba habitada, hasta el momento solo se ha reportado una persona herida, así lo dieron a conocer miembros de los servicios de emergencia locales. No se conocen más detalles de esta persona, solo que fue trasladada al hospital Jackson Memorial, que es un hospital propiedad del Condado de Miami-Dade.

Cabe destacar que esta construcción se encontraba ubicada en la Avenida Collins, en primera línea de playa en Miami Beach. Por esta razón fuentes policiales informaron a la colectividad a través de su cuenta oficial en Twitter, que dicha avenida ha sido cerrada transitoriamente, entre las calles 41 y 63, y en ambas direcciones. Esto, mientras los miembros de los servicios de emergencia locales restituyen todo a la normalidad, y para que los habitantes tomen las precauciones del caso.

A través de medios televisivos, se observan los escombros y las grúas trabajando en medio de una gran nube de polvo, mientras que las autoridades policiales dijeron que, aunque la edificación tenía permiso para demolerse, no tenía permiso una implosión. Se desconoce aún la razón del desplome del edificio, sin embargo, vecinos de la zona declararon a CNN que el edificio se veía “débil” en los últimos días.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!