Decenas de nicaragüenses se congregaron este sábado en la mañana en la Catedral Metropolitana de Managua para poder reencontrarse con los estudiantes universitarios que estaban presos en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua donde por más de 12 horas sufrieron la represión de sujetos armados que están a favor del régimen que intenta imponer Ortega.

Recordemos que desde hace semanas los estudiantes han estado protestando en las instalaciones de la universidad; levantando barricadas en firme protesta al presidente Ortega. Fue a partir de las 5 de la tarde de este sábado cuando se terminó la negociación para la liberación.

Los estudiantes hicieron barricadas en defensa de la represiva donde lamentablemente fallecieron 2 personas y 16 resultaron heridas. Alrededor de 60 estudiantes corrieron despavoridos para refugiarse en la iglesia de la parroquia La Divina Misericordia.

Representantes de la iglesia intervinieron

De inmediato la participación de la iglesia se hizo sentir cuando se pusieron ante una mesa de dialogo con representantes del gobierno para dar culminación y poder lograr la libertad de los jóvenes que desde el mes de abril están en una lucha para impedir lo que ellos consideran 'decisiones arbitrarias del actual presidente'.

Las declaraciones del obispo auxiliar de Managua fueron muy enfáticas sobre el comportamiento de las fuerzas afectas al gobierno. En medio de la indignación escribió en la red social Twitter que el primer mandatario “atraviesa el límite de lo inhumano y lo inmoral” y lo juzgó de represivo y criminal pidiendo la ayuda de la comunidad internacional para la situación que actualmente están viviendo los ciudadanos nicaragüenses.

Todos los sectores presentes en el país manifestaron su indignación y estuvieron siguiendo de cerca paso a paso el proceso de negociación. El representante de la Organización de los Estados Unidos, Luis Almagro considera que el político Ortega tiene en sus manos toda la responsabilidad de los eventos y como representante del Estado debe tener total imparcialidad. Entre otras cosas declaró que “es inadmisible el uso de la fuerza contra la universidad. Cualquier desalojo a la universidad debe de ser negociado".

Mientras tanto Ortega estaba en pleno mitin político en Masaya

Cada vez más la actitud del presidente frente a los actuales acontecimientos no deja de asombrar al mundo. En paralelo a las manifestaciones, Ortega estaba en pleno mitin político en Masaya al sur de Managua realizando unas declaraciones totalmente al contrario de las acciones que estaban ocurriendo. Establecía un proceso de dialogo y enviaba un mensaje pacificador diciendo: "Invitamos a aquellos que tienen pensamientos políticos diferentes, a los productores y campesinos, las empresas y a la microempresa a que tomemos el camino de la paz".

Estas palabras son parte de su doble discurso por un lado está haciendo llamado de paz y por el otro está violentando los derechos de la comunidad nicaragüense; acciones muy parecidas a las que está acostumbrado el actual mandatario de Venezuela quien está a favor de las represiones. Desde el cuartel de la Policía de Masaya, Ortega se veía muy tranquilo y confiado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más