El Gobierno Español expresó este domingo su condena a los hechos de violencia ocurridos recientemente en la República de Nicaragua. En un comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el Gobierno Español reiteró la necesidad de respetar los más fundamentales derechos de la población como son el derecho a la reunión, a la manifestación y el derecho a la libre expresión. En el comunicado, España solicita que se investiguen todas las muertes ocurridas durante la crisis iniciada en el mes de abril y que los culpables sean juzgados.

Casi tres meses de protestas y represión

Después de casi tres meses de protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega, son más de 350 muertos a causa de la represión violenta por parte de las fuerzas oficiales y los grupos paramilitares adeptos al régimen. Hasta la fecha, La Corte Interamericana de los Derechos Humanos ya ha confirmado 264 decesos violentos relacionados con las manifestaciones y la represión.

El Gobierno español considera que la crisis nicaragüense merece soluciones políticas y hace un llamado al cese de la violencia y a un reinicio del diálogo nacional. En el comunicado también se expresa el apoyo del Gobierno Nacional a todos los organismos internacionales que contribuyen en la búsqueda de una solución para la crisis del país centroamericano.

El Gobierno de España hace un reconocimiento especial a la labor de mediación que realiza la Conferencia Episcopal de Nicaragüense y reitera su voluntad de continuar dando el apoyo necesario para lograr el diálogo.

Posición de la Unión Europea

Del mismo modo, la Unión Europea ha catalogado como “deplorables”, los ataques perpetrados durante las últimas horas contra estudiantes y civiles por parte de los adeptos al gobierno de Ortega. Adicionalmente la UE ha solicitado un cese definitivo a la violencia e insta a las autoridades de Nicaragua a garantizar la seguridad de la población.

En el comunicado emitido por Federica Mogherini, alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, se fustigan con vehemencia los actos de violencia contra los civiles manifestantes y el evidente retraso en la asistencia médica de los heridos durante las protestas.

Mogherini asegura que los 28 estados que conforman la organización esperan que el Gobierno de Nicaragua garantice la seguridad de su pueblo y el respeto a sus derechos fundamentales. La vocera europea exigió el cese inmediato de la violencia; reiteró el llamado a buscar una solución pacífica y democrática para la crisis en el marco del diálogo nacional.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más