Tras una investigación, la Guardia Civil detuvo el miércoles 27 de junio a un presunto sospechoso oriundo de Medina del Campo, tras la acusación de haber abusado de más de diez niños con edades entre los 8 y 12 años. Los hechos tuvieron lugar en Hornillos de Eresma, una localidad de Valladolid.

El hecho se produjo en el campamento ‘El Trasto’, perteneciente a la empresa Campa, ocio y tiempo libre, donde el presunto sospechoso trabajaba como monitor. Las declaraciones fueron tomadas por Europa Press, medio al que se reseñó que uno de los cargos por los que se imputan al acusado era tocamiento en el área genital.

La noticia provocó la consternación de sus habitantes, incluida la primera edil de Hornillos, quien afirmó estar “profundamente consternada”. Los medios locales reseñaron que se dictó la medida de prisión provisional, comunicada y sin fianza; el motivo principal de esta medida reside en el elevado riesgo de fuga, así como la evidencia de culpabilidad de los hechos.

Caso en plena investigación

Según las declaraciones recogidas por Efe, el centro de acampada se limitó a decir que la investigación se encuentra en desarrollo, a la vez que aclaró que las actividades del campo se desarrollaron con normalidad a pesar del hecho. Entre las autoridades resalta la alcaldesa de Eresma, Coral López de La Viuda, que afirma que su consternación se debe a que es la primera vez que ocurre un hecho así, en la localidad, ya que el campamento lleva diez años en funcionamiento, y que además cuenta con distintas sedes en Madrid y Valladolid.

Las autoridades informan que más que un asunto de protección a menores se trata de un hecho delictivo, razón por la cual se dictó la prisión preventiva.

Cifras alarmantes

Solo en el año 2017 los casos de violaciones y abuso sexual en España se contabilizaron en 1.200 casos al año. En el caso de las comunidades autónomas, como País Vasco, Navarra, Castilla y Aragón, sufrieron un incremento alarmante en el primer semestre de 2017.

En el caso de los abusos perpetrados a menores de edad, solo en el año 2017, a comienzos, se registró una tasa de hasta 10 abusos diarios a menores de edad, lo que no deja de ser una cifra alarmante, principalmente tratándose de un país desarrollado.

Según información, el imputado, detenido este miércoles, tendría alrededor de 30 años de edad, y se catalogó como vecino de Medina del Campo, el mismo, aunque se encuentra en prisión preventiva aún no posee sentencia firme, principalmente porque el caso se encuentra en averiguaciones.

La comunidad de Hornillos de Eresma es reducida, no posee más de 200 habitantes y se encuentra ubicada a más de 45 kilómetros de la ciudad de Valladolid.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!