Las dos hijas del Rey Juan Carlos I, las infantas Elena y Cristina, serán las mujeres más ricas de España al tratarse de las beneficiarias de la herencia de su padre. Así lo pone de manifiesto la polémica periodista Pilar Eyre. En donde constata que entrarían a formar parte de este club tan selecto, junto a personalidades tan conocidas en el sector empresarial, como por ejemplo las hermanas Koplovitz, Marta Ortega o la presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

Una vez que falleciese el rey emérito Juan Carlos I, dejaría una herencia estimada en torno a los 1.800 millones de euros. De esta forma, cada una de las infantas percibiría 900 millones de euros, lo que las haría entrar en el grupo de las grandes millonarias del país.

Como consecuencia de la renuncia que hizo efectiva ele anterior año el actual monarca de España, Felipe VI tras un comunicado que emitió al inició de la pandemia de COVID-19.

Una Fortuna calculada por 'The New York Times'

De todas formas, esta situación en la que se verían inmersas las dos hijas de Juan Carlos y Sofía se da por sentada que es porque su hermano renunciaría a la cuantiosa herencia real. Basada en los cálculos que realizó hace unos años el diario norteamericano The New York Times y que le atribuía al monarca una fortuna de 1.800 millones de euros. Sin que hasta el momento desde la Casa Real se haya hecho ningún comentario sobre esta evaluación económica sobre el patrimonio del padre del actual Rey de España.

Gastarían la herencia en propiedades, según Eyre

Por otra parte, Pilar Eyre también relata en su crónica semanal en que gastarían las infantas el dinero de esta herencia tan suculenta. Al manifestar que “Cristina lo destinaría a una vivienda en Madrid debido a que sus malas relaciones con su cuñada le iba a cerrar la entrada al Palacio de La Zarzuela”.

Mientras que por otra parte, respecto a su hermana, el destino según la periodista catalana sería “la compra de una gran finca en la que hubiese caballos y caza menor ya que son algunas de sus aficiones favoritas”. Hasta el punto de que la comunicadora estima que ambas mujeres podrán ser “más ricas que su hermano pequeño que depende de su asignación todos los años”.

Los herederos naturales son Felipe VI y su hija Leonor

De todas formas, el escenario que plantea Pilar Eyre es hipotético. Debido a que en estos momentos los herederos de la posible fortuna de Juan Carlos son Felipe VI y la hija mayor de este, Leonor. Dependiendo en un futuro de si el monarca español renuncia o no a esta cuantía monetaria de su augusto padre. Que por otra parte, ha tenido que saldar su deuda con Hacienda, tras sus problemas tributarios que podrían haberlo enfrentado a la justicia.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!