Después de muchos rumores, el rey emérito Juan Carlos I ha decidido dar un paso al frente y regularizar su situación personal ante Hacienda al abonar un total de 678.000 euros como consecuencia de su deuda tributaria, en la que están integrados tanto los recargos como los intereses. En lo que podría ser preámbulo, según algunas informaciones de los medios de comunicación, para la vuelta al país después de su huida a Emiratos Árabes Unidos en el pasado mes de agosto.

En cualquier caso, esta incidencia tributaria por parte del padre de Felipe VI se ha conocido a través de un comunicado por parte del propio monarca y que ha sido emitido por su abogado, Javier Sánchez-Junco.

Sin que por el momento se haya conocido la reacción por parte del actual Rey de España ni tampoco del gobierno español que preside Pedro Sánchez.

Juan Carlos I ya no podrá ser acusado penalmente por este motivo

La primera reacción que supone el desembolso de este pago fiscal es que a partir de estos momentos Juan Carlos I ya no podrá ser acusado penalmente por este motivo. Aunque por el contrario, puede seguir siendo investigado por parte de la Fiscalía del Estado. En lo que se constituye como un nuevo escenario para el rey emérito y que incluso podría estar planteándose volver de nuevo a su patria. En este sentido, el comunicado pone de manifiesto que “el monarca continua como hasta ahora a disposición de las autoridades fiscales de nuestro país”.

El rey emérito no comete delito fiscal

De esta forma, queda muy claro que con este abono fiscal, el rey emérito no comete delito fiscal. Como consecuencia de este traspaso económico desactiva cualquier intento para culparle penalmente de este delito. Al tratarse de una operación bastante habitual entre las personas que tienen una deuda fiscal superior al medio millón de euros.

Lo que parte, beneficia la situación de este miembro de la familia real de cara a los posibles escándalos al que se acusa como consecuencia de algunas presuntas actuaciones irregulares y que han sido difundidas por algunos medios de comunicación españoles en los últimos meses.

Litigios por otras actuaciones del anterior monarca español

Después de regularizar su situación ante los órganos tributarios, Juan Carlos I tiene que acometer sus posibles escándalos derivados de las declaraciones de la princesa Corinna que están siendo investigados en Suiza y que podrían requerir la presencia del emérito para aclarar su posición ante algún litigio fiscal en el que se podría ver involucrado a partir de estos momentos.

Más allá de las reacciones en el arco parlamentario que se pueden crear como consecuencia de sus actuaciones. Como por ejemplo, las declaraciones del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que ha manifestado que “la monarquía ya no representa la unidad nacional” en donde la infanta Leonor ha renunciado a la herencia de su abuelo.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!