El Rey emérito, Juan Carlos I, ha sufragado el pago de 678.393,72 euros para reacomodar su situación ante el fisco español. La decisión se conoció mediante un comunicado que se hizo público por parte del abogado del ex monarca. Asimismo, mediante el pago se busca evitar su incriminación en delitos fiscales. Tales acusaciones se vinculan al uso supuestamente irregular de unas 'tarjetas black', lo que ha provocado la acción de don Juan Carlos.

El rey Felipe VI no está involucrado en los hechos

Los delitos fiscales por los que podría imputarse al Rey emérito se circunscriben al pago de viajes de integrantes de la Familia Real mediante las 'tarjetas black', así como la entrega de regalos usando el mismo medio electrónico.

La compra de un caballo, el pago de clases, o cubrir los gastos de los mencionados viajes son parte de los motivos que formalmente colocaron a Juan Carlos I en el objetivo del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac).

Tanto el rey Felipe VI, como la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía no figuran entre los miembros de la Casa Real que se han beneficiado de los pagos u obsequios realizados por el Rey emérito a través de las 'tarjetas black'. Otros integrantes de la familia de Juan Carlos I que sí aparecen señalados como beneficiarios en los manejos dudosos son la reina Sofía y varios de sus nietos mayores, lo que revela la magnitud del presunto fraude.

El Rey emérito y su cercanía con un empresario mexicano

El empresario mexicano Allen Sanginés-Krause es un financiero que ha trabajado en la banca de inversión en Goldman Sachs durante 20 años.

Graduado con honores en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y con doctorado en Economía de la Universidad de Harvard, el hombre, que posee nacionalidad mexicana y británica. tiene una estrecha relación con el rey Juan Carlos. Se ha conocido que el financiero posee innumerables bienes alrededor del mundo. La cercanía entre ambos procede de muchos años atrás.

De acuerdo a las investigaciones de la Agencia Tributaria, parte de los recursos manejados por integrantes de la Casa Real han sido donaciones realizadas por el empresario Sanginés-Krause a través de las 'tarjetas black'. Y es que el propio financiero ha declarado que él otorgó "unos 383.000 euros" al Rey emérito. El comunicado que ha hecho público el abogado de Juan Carlos I expone que su representado se encuentra a disposición del Ministerio Fiscal para las diligencias pertinentes que puedan solicitar las autoridades correspondientes.

Don Juan Carlos, a disposición de las autoridades tributarias

Asimismo, el comunicado del Rey emérito expresa su plena disposión para colaborar en cualquiera de los requerimientos del Ministerio Fiscal. Desde el 4 de agosto, el anterior monarca se encuentra en Abu Dabi. Cabe destacar que existen varias investigaciones acerca del manejo de fondos que involucran a Juan Carlos I. Están coordinadas por la Fiscalía del Tribunal Supremo, organismo que indaga sobre el proceder del dinero con el que se relaciona al padre de Felipe VI.

Las investigaciones incluyen el presunto manejo de fondos en la isla de Jersey por parte de don Juan Carlos I y una supuesta donación recibida por príncipes y monarcas saudíes, muy cercanos al emérito, y que se vincula al contrato otorgado por las obra del AVE a La Meca.

Unos 65 millones de euros es el monto que está en el centro de las sospechas de las averiguaciones sobre los escándalos que rodean al ex Jefe del Estado español desde hace tiempo.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!