En México, una enfermera encargada de atender pacientes con COVID-19 notó un declive en el estado de ánimo de estos ya que, poco a poco, perdían su energía y esperanzas al presentar evidentes signos de estrés y depresión al estar internados en el hospital. Los pacientes le comentaban a Adriana Lopéz, enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social, que se sentían deprimidos y solos e incluso, manifestaron deseos suicidas.

Leer motiva a los pacientes en recuperación

A raíz de los comentarios, la enfermera buscó una alternativa para ayudar a los pacientes que no solo enfrentaban la enfermedad sino también la soledad y tristeza, debido a que los enfermos de COVID-19 tienen prohibida la visita de sus familiares durante la etapa más crítica y contagiosa de la enfermedad.

A muchos les ha dañado psicológicamente la falta de apoyo presencial y a pesar de los esfuerzos del personal médico por animarlos, muchas veces resulta poco trascendental para los enfermos quienes anhelan la visita de familiares o amigos.

Fue así como surgió la idea de regalar Libros de su propia colección para que sirvieran como un escape de la realidad y ayudaran a los pacientes con COVID-19 a sobrellevar su situación. Tras regalar todos sus libros, la enfermera comenzó una campaña por redes sociales con el fin de recaudar libros, especialmente aquellos con la temática de superación personal o de motivación. La enfermera también incentivó a los donantes a escribir un mensaje alentador en la primera hoja como recurso extra de apoyo emocional.

Los libros también son medicina durante la pandemia

Leer sirvió como distracción a la enfermedad y el aburrimiento, en consecuencia, el ánimo de los enfermos de COVID-19 mejoró considerablemente. La enfermera explicó que solía tener conversaciones con sus pacientes en las que estos deseaban morir pero después de comenzar con la lectura de los libros regalados muchos de ellos, motivados y entusiastas, comenzaron a contarle sobre lo que aprendían de los textos o lo entretenida que era la historia.

Varios pacientes incluso han llegado a leer un libro por día en la espera de su alta médica, otros, inclusive, vuelven a leer sus ejemplares favoritos. El primer libro que regaló fue ‘Vive’ a uno de sus pacientes en recuperación con la mayor depresión que había visto a lo largo de su carrera, al entregarlo se dio cuenta de la alegría y el agradecimiento que había provocado en él y por ello continúo esta labor con los demás enfermos.

Liberación del estrés mediante la lectura

El periodo de confinamiento, provocado por la pandemia, ya ha superado los 8 meses de encierro obligatorio, por lo que expertos han señalado que el hábito de la lectura es importante para liberar el estrés causado por este fenómeno. Las Historias no solo sirven como una distracción de la realidad, sino también como pequeños escapes mentales para las emociones.

Los libros sirvieron como recurso de entretenimiento durante la cuarentena ya que las personas comenzaron a cansarse de estar frente a la pantalla de los dispositivos. Aquellos libros relacionados con la espiritualidad, la superación personal y sobrellevar tragedias aumentaron sus ventas considerablemente en contraste con los best seller tradicionales.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!